¡Confía en el plan divino!

En este momento todo lo que vivimos se vive desde la desolación, desánimo, rabia…

Pero desde «arriba» todo es distinto.

¡Confía en el plan divino!

¡Cree para crear!

Estamos siendo ayudados e intervenidos por la «luz»

Confía en el plan divino. Todo estaba dentro de la partida que se iba a jugar.

¡Calma!

¡Mañana será otro día!

adios-a-mis-miedos

Compartido en Facebook // YouTube por:

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Ut elit tellus, luctus nec ullamcorper mattis, pulvinar dapibus leo.