La artemisa annua

Coronavirus, malaria, cáncer, parásitos, regulador de menstruaciones, fiebre, elevadora del sistema inmunológico, desinfectante para la piel, dolores articulares, dolores estomacales, problemas de digestión…

artemisa-2

 

Artemisa, ajenjo, hierba santa o abstinthium de su nombre quiere decir “carente de dulzor” en griego, y hace clara referencia al fuerte sabor amargo que posee.

Probablemente sea una de las hierbas más completas por sus muchos efectos, y por eso se la llame “hierba santa”

El herborista Christophe Bernard nos explica: «Esta planta fue utilizada en medicina china por mas de 2000 años, en Occidente, el artemisa pasó de la oscuridad a la celebridad en a pena unos meses.

Suscita hoy en día una verdadera pasión. Los chinos la estudian sin embargo desde los años 50 para combatir el paludismo con éxito. Y los japoneses la usan ampliamente para tratar el cáncer.

– Combate la fiebre gracias a un efecto diaforético (hace sudar).

– En aplicaciones locales, combate las heridas infectadas e infecciones de piel.

– Combate las enfermedades parasitarias de la sangre el paludismo en particular.

– Favorece la llegada de las reglas y las calma cuando son demasiado abundantes.

– Es eficaz contra toda infección intestinal.

Otra propiedad interesante es su acción anti cáncer. Estudios in vitro demuestran su eficacia en caso de leucemia, cáncer de mama, y cáncer del colon.

El acción de la planta es sorprendentemente sistémico, en otro términos, actúa sobre todas las partes del cuerpo y atraviesa la barrera hemato-encefálica en particular, lo que hace de ella una poderosa herramienta». (1)

Una de las enfermedades infecciosa más importante del mundo, la malaria, se cura con esta planta que todos podemos cultivar en la huerta. Sus efectos son espectaculares y sin importantes efectos secundarios contrariamente a los medicamentos ACT.

Sin embargo la OMS y las empresas farmacéuticas en África, la prohíben y sabotean toda acción de educación cuanto a su uso para promover el uso de ACT los medicamentos que se usan para tratar la malaria. (2)

Artemisa no trata, cura la malaria y sin efectos secundarios en 99% de los casos.

Es también uno de los tres ingredientes del mejor desparasitante natural existente, con el clavo de olor y el nogal negro americano.

INFUSION DE ARTEMISA CON LECHE DE COCO (por Christophe Bernard):

«Tradicionalmente, se utiliza la infusión de artemisa. Sin embargo, para una mejor extracción de los principios activos se debe recurrir al alcohol o a unas soluciones grasosas.

La artemisia en particular es liposoluble, es por esta razón que les propongo infusionar esta planta en una solución conteniendo lípidos. Nada mejor que una leche de coco para realizar esta preparación. Esto va a permitir extraer 80% de la artemisia mientras en agua se extrae solo un 25%.

1) Poner un buen puñado de sumidades floridas en una tasa, si posible frescas sino secas.

2) A fuego lento, hervir suavemente 200 mililitros de leche de coco.

3) Echar la leche sobre las plantas en la tasa y tapar inmediatamente. Dejar infusionar 4 horas, una maceración larga es indispensable para una extracción óptima.

4) Pasar por un colador, recuperar la planta y escurrirla en la tasa.

Posología: para el paludismo o malaria, Stephen Buhner, fitoterapeuta americano especialista en plantas a efectos antibióticos, recomienda 100 gramos de plantas por litro de leche a beber durante el día. Durante una semana seguida de una semana de pausa, luego una otra semana tomándola». (1).

LA INFUSION DE ARTEMISA CON AGUA:

La infusión de artemisa se realiza poniendo en agua hirviendo una hoja fresca por tasa de agua o 25 gramos de hojas secas. Se debe apagar el fuego directamente después de poner las hojas.

Como desparasitante en adulto, hervir siete minutos unos seis clavos de olor por litro de agua, apagar el fuego y echar cinco hojas frescas grandes de artemisia o 25 gramos de hojas secar y dejar infusionar. Tomar por 21 días.

«La infusión de artemisa para la menstruación, ciclos irregulares o reglas dolorosas. Las mujeres que sufren de estas dolencias, pueden tomar dos tazas de té de artemisa durante los días inmediatamente anteriores al inicio de su menstruación. De esta manera se ayuda a regular el ciclo, y se calman los dolores menstruales.

Si se hacen enjuagues bucales dos o tres veces al día, con este té, se mejora el mal aliento y se ayuda a combatir el dolor de dientes y encías.

Uno de sus usos tradicionales más extendidos como vermífugo, es decir, que elimina lombrices y gusanos intestinales. Sin llegar a casos tan extremos, el té de artemisa también está indicado para problemas digestivos leves, como empachos puntuales por haber comido demasiado, o digestiones pesadas lentas.

La infusión de artemisa puede utilizarse también externamente, como loción en la piel, en caso de raspaduras y pequeñas heridas para acelerar su cicatrización y recuperación. Utilizado de este modo, ayuda a combatir infecciones leves, así como algunos hongos de la piel. Para obtener buenos resultados, bastaría machacar y humedecer hojas secas y crear un emplasto de artemisa. Se coloca a temperatura tibia sobre la piel raspada o rasguñada, se puede cubrir con una tela o lienzo limpio y se deja actuar». (3)

Contraindicaciones: mujeres embarazadas y lactantes, enfermedad del hígado o renal, epilepsia, cuidado en niños, NO SE DEBE CONSUMIR EN DOSIS ELEVADA O POR MAS DE TRES SEMANAS, puede tener efectos secundarios en dosis inadecuadas.

Alexandra Prokoudine Higienista Naturópata

Fuentes:

(1) Christophe Bernard Athea Provence: https://www.altheaprovence.com/blog/armoise-annuelle/

(2) https://youtu.be/pG1PI82qGeQ

(3) https://www.petdarling.com/articulos/artemisa-planta/

También te puede interesar leer:

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo.

De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Compartido en Facebook // YouTube por:

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.