Ya estaba escrito

Jacques-Attali

Ya estaba escrito

Jacques Attali fue un asesor de François Mitterrand (expresidente de Francia) y escribió esto en el año 1981:

Jacques-Attali

«en el futuro será cuestión de encontrar la forma de reducir la población. Empezaremos por el viejo, porque en cuanto supera los 60-65 años el hombre vive más de lo que produce y le cuesta caro a la sociedad.

Luego los débiles y luego los inútiles que no aportan nada a la sociedad porque cada vez serán más, y sobre todo finalmente los estúpidos.

Eutanasia dirigida a estos grupos; la eutanasia deberá ser un instrumento esencial de nuestras sociedades futuras, en todos los casos.

Por supuesto, no podremos ejecutar personas ni organizar campamentos. Nos desharemos de ellos haciéndoles creer que es por su propio bien.

Una población demasiado grande, y en su mayor parte innecesaria, es algo económicamente demasiado caro. Socialmente, también es mucho mejor que la máquina humana se detenga abruptamente en lugar de deteriorarse gradualmente.

¡No podremos pasar pruebas de inteligencia en millones y millones de personas, se puede imaginar!

Encontraremos algo o lo causaremos; una pandemia que apunte a ciertas personas, una crisis económica real o no, un virus que afectará a los viejos o los mayores, no importa, los débiles y los miedosos sucumbirán.

El estúpido lo creerá y pedirá ser tratado. Nos habremos cuidado de haber planificado el tratamiento, un tratamiento que será la solución.

La selección de los idiotas se hará, pues, por sí sola: irán solos al matadero».

Si la información es cierta, estaba todo planeado

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Compartido en por:

Este fragmento se recoge en su libro «Breve historia del futuro», publicado en Francia en 2006.

Carta de una niña cristal a la humanidad

burbuja

Carta de una niña cristal a la humanidad

burbuja
La luz, los sonidos fuertes, la comida, los químicos, los malos pensamientos, la mala “vibra”… Mi cuerpo ya no soporta ninguna de éstas cosas… Médicos, psicólogos, psiquiatras… ninguno tiene una respuesta para mí.
¿Enfermedad?¿ Locura? ¿Mañas? ¡Quién sabe, fragilidad quizás!…
Tengo hace un tiempo una sensación de querer volver a casa, de que ya todo terminó y quiero volver a casa, y es una pregunta frecuente… ¿Si quiero volver a casa, entonces dónde estoy??…
¿Acaso ésta no es mi casa?… No se a dónde quiero ir, sólo se que quiero ir a casa con mis hermanos, con mi familia. Pero: ¿Y mi familia y mis hermanos, acaso ellos no son mi familia, no son mis hermanos?…
¡Sólo sé que quiero volver a casa, pero no sé cómo!…
Es como un sueño, del cual no puedo despertar. Veo todos los días de mi vida, desde que nací, ésa mañana de verano cálida y dulce…
Veo cómo se dañan entre ustedes, veo las injusticias que permiten, veo sus verdaderos rostros detrás de sus ojos… Y me pregunto: ¿Por qué fingen ser lo que no son?… ¿Por qué están encerrados en su interior?… ¡Tristes, enojados, simples y sensibles!…
¿Por qué se lastiman a ustedes mismos?… ¡¿Por qué quieren restringirse, privarse de ser lo que son?!…
Seres Humanos. ¡Bellos, sensibles y perfectos seres humanos!…
Mírense, sólo mírense a los ojos, vean sus almas… Déjense ver por los demás… ¿A qué le tienen miedo?…
¡Todos estamos hechos de lo mismo, nadie es mas fuerte que otro, nadie es mejor, porque todos somos excelentes!… ¡Son seres maravillosos, con una inteligencia enorme, con cualidades asombrosas, seres llenos de Luz, que iluminan éste mundo con Amor!…
¡Yo no veo sus personajes, yo veo sus almas, ése es mi Don!…
Y ¡tienen almas hermosas, llenas de Luz, llenas de Amor, de pureza, almas cristalinas, bellas!… Pero cuando veo sus personajes, son totalmente diferentes a sus almas.
Sus personajes son fríos, indiferentes, mediocres, vacíos… Veo día a día, sus obras de teatro, donde lo único que hacen es mentir, lastimar, juzgar…
Veo sus películas de terror, donde matan a sus hermanos, donde se pelean por un trozo de oro, un pedazo de territorio, un líquido negro… ¡Que no vale ni la milésima parte de lo que valen ustedes!…
Veo injusticias, veo hambre, veo día a día que envenenan a sus hermanos.
Lloré muchas veces por ustedes, y pedí muchas veces por ustedes: ¡Traté de ayudarlos pero siguen lastimándose… siguen lastimándome!…
Yo estoy acá para ayudarlos, estoy acá para sanarlos, vine a trabajar por ustedes… para eso nací y ése es mi Destino y mi Misión.
¡Soy sensible, todo lo que ustedes sienten yo lo siento, todo lo que ustedes piensan yo lo siento, todo lo que le hacen a mi Madre Naturaleza, yo lo siento!…
Solo quiero que despierten, que miren por un segundo a su alrededor… ¡Sólo vean… árboles, montañas, lagos, bosques, cielo, tierra, rios, mares, animales, sol, luna, hijos, niños, hermanos, amigos… Amor, Paz, Armonía, Salud, Belleza!…
¡Dios les regalo un jardín, el Jardín del Edén!… Siempre estuvo con ustedes, no hace falta morir, no hace falta ir al cielo, por que el cielo está en la tierra desde el primer día en que apareció la primera señal de vida.
No busquen afuera, no busquen en otro plano. El paraíso que buscan, estuvo siempre en la tierra, sólo observen… observen el amanecer, dejen que el viento acaricie sus rostros, que el agua refresque y limpie sus almas, dejen al fuego regalarles su calor…
Dejen a la luna iluminar sus noches de Amor, muévanse al ritmo de la naturaleza, bailen al compás de sus sonidos, de su música.
¡Sean libres, dejen salir a sus almas, dejen que los domine por completo, Sean la Luz que vinieron a Ser, sean el Amor que son, sean, sólo sean!…
¡¡¡Son maravillosos, son la perfección que tanto buscan, son la felicidad que tanto anhelan, son Amor, son la razón de mi Existir…!!!
¡¡¡Gracias por leerme, gracias por comprenderme, y muchas más, por Despertar tu Conciencia !!!…

¡Ser Luz!

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

¡El miedo colectivo nos está convirtiendo en vivir una vida inadecuada…!!

sistema-inmunológico

¡El miedo colectivo nos está convirtiendo en vivir una vida inadecuada...!!

Por qué no informan para sanarnos.

¿A qué hora se le ha explicado a la población que cada uno tiene la capacidad de reforzar naturalmente su sistema inmunológico en pocos días (los más pequeños) o en pocas semanas los adultos?

  • ¿Por qué no involucrarse en los canales informativos con plataformas y profesionales de salud que hablen de prevención, como nutricionistas, naturópatas, fitoterapeutas, que podrían realizar un inmenso trabajo de información y prevención al público y a la vez aligerar el trabajo de los médicos y sanitarios que están en el frente?
  • ¿Por qué no decirle a la gente que comer basura, como productos industriales, trabajados y refinados, es lo primero que destruye nuestras defensas inmunes?
  • Qué la eficacia de nuestro sistema inmunológico depende estrechamente de la calidad de nuestra flora intestinal y, por lo tanto, de la calidad de lo que comemos.
  • Por lo tanto, frutas y verduras crudas, locales y de temporada son la mejor manera de acumular rápidamente nuestras reservas minerales necesarias para la inmunidad…
  • ¿Por qué no explicar que por ejemplo un ayuno intermitente controlado fortalece el sistema inmunológico en tan solo 3 días?
  • Que una correcta respiración tiene la capacidad de reducir niveles altos en producción de cortisol, hormona reguladora de tus niveles de estrés.
  • ¿Por qué no hablar de los beneficios de una ducha fría o un baño en el mar, que en pocos días aumenta el nivel de algunos linfocitos T?
  • ¿Por qué no explicar que plantas como la equinacia, el astrágalo, el saúco, la rosa canina, la artemisa… en sus formas concentradas y correctas, aumentan las defensas inmunes en pocas semanas?
  • ¿Por qué no hablar de la eficacia de los aceites esenciales antivirales?
  • ¿Además de la vitamina C a dosis altas, la importancia de la vitamina D y minerales como el zinc, selenio, magnesio? Todo ello es fácil y barato de obtener. En ocasiones, como en el caso de la luz solar, ¡gratuito!
  • ¿Por qué no hablar de cómo una sana actividad deportiva activa las hormonas de la alegría y el bienestar?
  • ¿Por qué no hablar de la importancia de la calidad de nuestros pensamientos y de la conexión entre la mente y el cuerpo?
  • ¿Por qué no hablar de la fortaleza del amor y la compañía, que curan mucho más que el aislamiento y la desconfianza?
  • ¿Por qué no hablar del bienestar inmediato que nos da caminar o estar en la naturaleza?
  • ¿Por qué no explicar que el miedo es inmunosupresor? Y genera, más que nada: enfermedad, debilidad, ansiedad, sufrimiento.

POR QUÉ NO COMENZAR A INFORMAR.
Y POR QUÉ NO HACERLO DE VERDAD…

Copie este texto, porque es lo que pienso, solo nos enseñaron, a usar alcohol, ponernos una mascarilla, y a estar encerrados y a tener miedo.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

La Ciencia: la superación de las Ideologías y de su Crisis Global

fisica-cuantica

La Ciencia: la superación de las Ideologías y de su Crisis Global

Solo hay un bien, el conocimiento, y un mal, la ignorancia Sócrates.
Si los cimientos se desmoronan, es inútil cambiar tejas. La vida humana se apoya en un único cimiento o idea: ¿Qué es esta Realidad en la que nazco, vivo y muero? De ahí, y según creamos en una idea de la Realidad o su opuesta, le damos también una forma u otra, radicalmente contraria, a ser y a vivir; a la educación y la economía, al carácter y ética de las personas y de la sociedad entera; a las metas, las relaciones, a la vida, la muerte y al más allá. Así, si creemos en un ídolo-dios externo al ser, formamos a su imagen jerarquías, leyes, jueces, guerras, negocios…
Y solo caben dos ideas-cimiento de la Realidad: que es una Unidad o que es Dual, de piezas separadas. La idea de Unidad se basa en lo demostrado por la Física, pues nunca ningún experimento científico ha hallado ni un límite real entre nada: nada hay aislado. Tú mismo lo sabes: no estás realmente separado de la naturaleza: si la destruyes, te suicidas. Como demostró la Relatividad Espacio-temporal: Energía, Masa y Tiempo son inseparables, elásticos y relativos entre sí. Son Uno: E=m.c2. Por tanto, la Relatividad demuestra que tú con tu propia Masa y el Tiempo en el que vives-mueres y la Energía en que fluyes, que tú y yo con todos y con todo, solo somos distintas caras de lo Uno. Tan real es la Ciencia Física y sus ecuaciones, que con ella construimos la tecnología actual: la electrónica, tu móvil o pc, la inteligencia artificial, la energía atómica. Y la Unidad no es mero caos ni es un objeto tótem externo: es un fluir, ordenado. La realidad es un campo de Inteligencia pura, de cual tú eres inseparable: en tu dimensión Cuántica, la consciencia crea a la materia, como demuestra el Experimento de la Doble Ranura. Ello es analizable, verificable. Al integrar, es creativa, cooperativa. Crea paz, pues al verte como ser integrado en lo Uno, ves que dañar es dañarte.
Enfrente está el modelo Dualista, basado en la vieja ciencia de Newton, que cree que el Universo es un simple mecano material, de piezas o seres separados e independientes, jerarquizados y en lucha; prescindibles. Su idea central jerárquica es de un “Bien puro” separado de un “Mal puro” o “Un dios arriba, yo abajo, separados” Esa suposición mental dual es ideológica, de fe sin ciencia. Ese modelo separador nos causa el conflicto de raíz: crea un “yo” enfrentado a “lo otro”, a la naturaleza y a los otros. Y, con ese falso mapa, todo camino es extravío de lucha, pues esa ficción ideológica dual e irreal que hemos mamado impregna en raíz a toda actitud; la psicosocial, la educativa, la económica… al destino. Ahí radica el problema actual, tanto personal como planetario. Es un error simple, pero forma el cimiento de la ficción mental del Dualismo materialista en sus distintas formas: ya sea mecanicismo (que nos dio una industria extractiva, enfrentada el medio) o en ideologías y religiones, todas jerarquizantes sobre la idea de un poder absoluto externo al ser, con su idealismo bien/mal. Se basa en fe ciega, en creer en separaciones mentales-ídolo, como el ego, el tiempo o los dioses. Guiados por ese Dualismo materialista, nos abocaremos a la destrucción. Por contra, si migramos pronto a las nuevas bases científicas unicistas, los humanos viviremos un Renacimiento vital y material. Sí, si vemos con la Ciencia Física a la Realidad como es: un Ecosistema Universal Uno y en Flujo, más allá de tiempo y espacio, entramos conexión real consigo mismo, con todo y todos: Dios y tú sois ya lo Uno, en consciencia de Unidad, como experimentan y enseñan los místicos de todas las tradiciones. Nace un ser y sociedad conscientes, integradores, respetuosos, evolutivos, prósperos. La Ciencia es el conocimiento real, nos libera del vivir atrapados en ideologías-ficción duales, con su galimatías de ideas=ídolo y de fronteras=lucha; nos libera del conflicto interno por inventarnos un “Bien puro” frente a un “Mal puro”, separados y en lucha. Nos libera de intentar asirse al inexistente “Bien puro” y, desde ahí, proyectar las propias sombras de culpa sobre “el otro” “ lo otro” y el medio natural, ya demonizados en intento de sublimarlas. Usando, abusando.
El Universo entero es Uno, sin fisura real. Es un fluir entre polos binomios que son Uno aunque parezcan separados, como lo es frío-calor o mujer-hombre; pues son solo diversas caras de una única Realidad Universal. Por tanto no hay “yo” sin “nosotros” ni sin medio natural; no hay árbol si tierra, sin aire, sin luz… que lo enlazan al cosmos entero. En esencia todo y todos somos lo Uno. Y esto Uno no es un simple caos, no: se nos expresa en matemática, tiene un Orden Implicado. Así, el Universo en su esencia es Inteligencia sin base material ni temporal. Einstein demostró que Energía, Masa y Tiempo son un único fenómeno, inseparables e intercambiables; que no hay fronteras, que toda frontera es mera ideología, una ficción mental irreal. Lo real es la Relatividad entre Energía-Masa-Tiempo, pues son Uno. Ser. Con ello producimos nuestra tecnología, desde tu móvil a la energía atómica, que es Masa mutada en Energía usando la ecuación E=m.c2. Esto Uno, esta Inteligencia Pura sin base material o temporal, es poco comprensible para el cerebro mediante palabras. Ya intentaron Buda y Cristo, Lao-Tse… el revelarnos tal Unidad usando parábolas. Pero su verbo se desvirtuó en ideologías dualistas de jerarcas, con sus ídolos-ego, sus batallas y guerras. Hoy, por suerte, la Ciencia nos demuestra la Unidad con un lenguaje exacto, el de la Física. Así, siendo la Energía, la Masa y el Tiempo meras caras intercambiables de lo Uno, cuando aceleramos la masa se nos comprime el tiempo: a la velocidad de la luz, el tiempo se detiene a cero; es lo eterno. Así pues, tú con tu Masa de tu propio cuerpo, tú con el Tiempo que te lleva y tú con la Energía que te anima sois solo caras del Campo Uno Energético Cero del Universo. Ahí, a -273°C, hay un Vacío-Pleno de donde aflora todo: espacio, masa, tiempo, energía… Y, en ese Orden Implicado inmaterial del “Campo Inteligencia” que constituye la Realidad, más allá de espacio y tiempo, ahí, tú eres vibración coherente disuelta, indiscernible del Todo. Eres el Ser Uno. Así es todo, lo visible y lo invisible y tú mismo: una gota fluyendo en una ola de océano infinito, sin tiempo ni espacio: lo absoluto. Somos Uno, dentro de ti y fuera de ti y antes y después, pues dentro y fuera y antes y después son Uno en el fondo. Uno en tu esencia anímica y cuántica, que es la misma mía. Enfrente, los ideólogos y teólogos se inventan un ente superior separado; cuando en realidad inventan un ídolo a imagen y semejanza de su propio ego mental humano. Es mera poesía o ciencia ficción o, peor, idolatría del “yo”. Es ideología, irreal y destructora. No es experiencia, no es mística; es el simple dogma del ego mental. Todo –ismo es ideología divisora; irreal; ya sea marxismo, fascismo, islamismo, catolicismo, machismo, hembrismo… Destructor, por su propia esencia dualista e irreal.
El Universo es Uno, y es orden, Inteligencia. Es. Es Ser, Uno, puro, sin lugar ni tiempo. Los seres somos uno con lo Uno. Somos, en esencia, “Inteligencia” pura sin tiempo ni materia, sin principio ni fin: solo Inteligencia. Sí, nuestro cerebro finito no puede ni imaginar lo infinito. Pero, al igual que un televisor sintoniza los programas, y él no crea la programación dentro de sí, así es el ser humano: somos una mera “sintonía” en cuerpo y en tiempo que tu cerebro capta del Campo Uno “Inteligencia”, con arte holográfico-cuántica. Así pues, tú eres más que materia. Eres Ser Eterno. Esto es revolucionario, aunque está más allá de la capacidad de comprensión verbal. Por suerte, sí que está dentro de nuestra capacidad de descripción y demostración real con el lenguaje de la física y la matemática. Nos lo demuestran nuestros productos actuales tecnológicos, incluidas, desgraciadamente las bombas atómicas del ego dualista deseoso de poseer(se) para sobrevivir, pues cree ser mera materia y tiempo absolutos, en su fin.
De hecho, en el tamaño de la Física Cuántica, o sea, ahí en lo más al fondo de tu propia materia, es la Consciencia la que crea a la Materia (pero no tu consciencia personal). Así, cuando crees ver, en realidad te ves. Todas las ficciones mentales separatistas son ensueños. Y ensueño es pretender escindir frío-calor o luz-oscuridad o naturaleza-humano; ensueño es partir cuerpo-mente-alma, o pretender separar “el bien” puro de “el mal” puro o dividir masculino-femenino o… y así enfrentarnos… Son todo meras ficciones de ideología caduca: ignorancia; ideología-religión-romanticismo; son solo ideas: -ismos. Ansia de partir lo infinito. Naderías inconscientes. Pero ese Idealismo Moral de “Bien puro y “Mal puro” es justo el cimiento y la raíz de toda violencia, usada por el egoísmo dualista, materialista, teísta o ateísta; el de seres miedosos ante la muerte, pues, al creer en el tiempo tememos el fin. Todo miedo lo es, en su raíz, a la muerte; miedo al fin de tu sintonía ficción mental “Yo”; al fin del Ego pensante que te posee, al identificarte inconsciente solo con él. El dilema es “Ser o tener”. Eres, o tu pensamiento te tiene y, poseído ya por él, crees ser solo tu cavilar limitador que ansía poder “inmortalizador”; que ansía objetos, personas… tiempo.
Si crees real la idea de que hubiera “piezas” separadas, si escindes entre yo-tú-nos-ello… y así pretendes “delimitar” “apropiarte” o “juzgar”, “tener”… a uno de los polos a costa del otro, ahí, inexorablemente “violas” al conjunto Uno, al Todo: te violas. Así, te “separas” de la Naturaleza, te destruyes; como destruyes a la humanidad enfrentando a “individuos” de ficción o “pueblos” idealizados o “géneros” cavilados. Así, si con tu ficción mental escindes lo Uno hombre-mujer, ya los enfrentas, violas la vital, tu vital, fertilizante coexistencia, pues lo real es hombre-mujer en fluencia una en lo Uno; bi-nomio inseparable. El Universo no es objetos, es fluencia, como el amor; el Universo es el Amor. La ficción separatista es Odio-ruptura. “Lo sabio es el Amor, el Odio es tonto” decía Bertrand Russell.
La invención del mito mental del “Idealismo Moral” (o del “Puro mal”) constituye la raíz mental central de todas nuestras violencias y guerras, ya sean interiores o sea exteriores, pues las guerras de “fuera” de sí son solo mera “proyección” de la guerra dualista interna sobre “lo otro”, en simple intento mental de exorcizarla. Es el ansia del “inocentarse” religioso o del “irresponsabilizarse” ideológico buscando sus chivos. Mero culpar por simple miedo. Toda frontera implica batalla. Pero la batalla primal está dentro, en ese concepto errado caduco, el cimiento de la actitud dualista global batalladora consecuente. El sacar guerras fuera es siempre la proyección de las íntimas guerras internas. Carl Jung lo decía en su vejez: “No he visto un solo conflicto íntimo o social que no sea en su raíz un conflicto espiritual”. Toda personalidad-ego es en realidad una “neurosis”. Comprendamos, ya es la hora, que vivir es un juego, escogido, desde más allá del tiempo. El juego es la danza “tú+yo+nos+medio+∞. Sánate tú para mejorar al mundo. Libérate tú, antes que pretender liberar al mundo. Si Hitler, Stalin, Mao, Franco… se hubieran ocupado solo de esa su guerra íntima, en vez de proyectarla, cuánta guerra, dolor y tortura evitados a la humanidad.
Pero todo esto real, medible, que sabemos desde Einstein y Plank (y antes por Buda y Cristo) y que demostramos con la tecnología… no nos sirve de nada si no lo vivimos y experimentamos dentro, de forma real, sin fe ni dogma; si no lo interiorizamos. Sería la salida del ideal-ismo dual, del miedo. Es Paz en el Todo Eterno. Sin esa vivencia real reunificadora, seguiremos preso del cavile y su “guerra” ciega. En Crisis interna proyectada en “lo otro”. Adictos al sufrir. La manera de destronar a la razón endiosada en su ego tirano y sus ficciones violentas es simple, porque es eso: es “manera”, o sea, es acción práctica: es retomar control mental: silenciar a la mente tirana y fabuladora veinte minutos al día, por un año, cambia a la persona. Entonces lo Uno real aflora espontaneo a través de lo más real que tenemos: el cuerpo, el respirar, el corazón, la consciencia de Ser. Controlar a la mente y quitarle el trono requiere entrenarse (así como ejercitamos al cuerpo) mediante alguna técnica efectiva: atención plena, meditación, mindfullness, megabrain… y no pide que eduquemos a los niños en el concepto de Unidad y en su vivencia. Nos aflorará así la contemplación de lo real Uno: podremos entonces ver desde “fuera” a la propia diarrea mental ídolo. Y, cuando la veamos, la podremos ya guiar. Esto transforma: vivir ya es un juego. Es hacer innovación personal: trascender al Ego y a su rol, reintegrase en el Ser del que somos gota indiscernible. Somos Uno, el camino es Uno.

Somos Uno, el camino es Uno.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Para la guerra ¡nada!

paz

Para la guerra ¡nada!

Para el viento, una cometa
Para el lienzo, un pincel
Para la siesta, una hamaca
Para el alma, un pastel
Para el silencio una palabra
Para la oreja, un caracol
Un columpio pa’ la infancia
Y al oído un acordeón
Para la guerra, nada.
Para el cielo, un telescopio
Una escafandra, para el mar
Un buen libro para el alma
Una ventana pa’ soñar
Para el verano, una pelota
Y barquitos de papel
Un buen mate pa’l invierno
Para el barco, un timonel
Para la guerra, nada
Para el viento, un ringlete
Pa’l olvido, un papel
Para amarte, una cama
Para el alma, un café
Para abrigarte, una ruana
Y una vela pa’ esperar
Un trompo para la infancia
Y una cuerda pa’ saltar
Para la guerra, nada
Para amar nuestro planeta
Aire limpio y corazón
Agua clara para todos
Mucho verde y más color
Para la tierra más semillas
Para ti, aquí estoy yo
Para el mundo eternas lunas
Pregonando esta canción
Para la guerra, nada.
 
Poema de Marta Gómez