La Educación Prohibida

La-Educación-Prohibida

La Educación Prohibida

La escuela ha cumplido ya más de 200 años de existencia y es aún considerada la principal forma de acceso a la educación. Hoy en día, la escuela y la educación son conceptos ampliamente discutidos en foros académicos, políticas públicas, instituciones educativas, medios de comunicación y espacios de la sociedad civil. Desde su origen, la institución escolar ha estado caracterizada por estructuras y prácticas que hoy se consideran mayormente obsoletas y anacrónicas. Decimos que no acompañan las necesidades del Siglo XXI. Su principal falencia se encuentra en un diseño que no considera la naturaleza del aprendizaje, la libertad de elección o la importancia que tienen el amor y los vínculos humanos en el desarrollo individual y colectivo.

A partir de estas reflexiones críticas han surgido, a lo largo de los años, propuestas y prácticas que pensaron y piensan la educación de una forma diferente. «La Educación Prohibida» es una película documental que propone recuperar muchas de ellas, explorar sus ideas y visibilizar aquellas experiencias que se han atrevido a cambiar las estructuras del modelo educativo de la escuela tradicional.

Más de 90 entrevistas a educadores, académicos, profesionales, autores, madres y padres; un recorrido por 8 países de Iberoamérica pasando por 45 experiencias educativas no convencionales; más de 25.000 seguidores en las redes sociales antes de su estreno y un total de 704 coproductores que participaron en su financiación colectiva, convirtieron a «La Educación Prohibida» en un fenómeno único. Un proyecto totalmente independiente de una magnitud inédita, que da cuenta de la necesidad latente del crecimiento y surgimiento de nuevas formas de educación.

frase-del-dia11-11-2020

Bellísimo mensaje de Eduardo Galeano

Eduardo-Galeano

Bellísimo mensaje de Eduardo Galeano

¿Qué tal si deliramos por un ratito?
¿Qué tal si clavamos los ojos más allá de la infamia para adivinar otro mundo posible?
El aire estará limpio de todo veneno que no provenga de los miedos humanos y de las humanas pasiones…
En las calles los automóviles serán aplastados por los perros…
La gente no será manejada por el automóvil, ni será programada por el ordenador, ni será comprada por el supermercado, ni será, tampoco, mirada por el televisor.
El televisor dejará de ser el miembro más importante de la familia y será tratado como la plancha, o el lavarropas.
Se incorporará a los códigos penales el delito de estupidez, que cometen quienes viven por tener o por ganar en vez de… vivir por vivir nomás… Cómo canta el pájaro sin saber que canta y cómo juega el niño sin saber que juega.
En ningún país irán presos los muchachos que se nieguen por cumplir el servicio militar, sino los que quieran cumplirlo.
Nadie vivirá para trabajar, pero todos trabajaremos para vivir.
Los economistas no llamarán nivel de vida al nivel de consumo ni llamarán calidad de vida a la cantidad de cosas.
Los cocineros no creerán que a las langostas les encanta que las hiervan vivas.
Los historiadores no creerán que a los países les encanta ser invadidos.
Los políticos no creerán que a los pobres les encanta comer promesas.
La solemnidad se dejará de creer que es una virtud, y nadie, nadie, tomará en serio a nadie que no sea capaz de tomarse el pelo.
La muerte y el dinero perderán sus mágicos poderes, y ni por defunción ni por fortuna se convertirá el canalla en virtuoso caballero.
La comida no será una mercancía, ni la comunicación un negocio… porque la comida y la comunicación son derechos humanos.
Nadie morirá de hambre… porque nadie morirá de indigestión.
Los niños de la calle no serán tratados como si fueran basura, porque no habrá niños de la calle.
Los niños ricos no serán tratados como si fueran dinero, porque no habrá niños ricos.
La educación no será el privilegio de quiénes puedan pagarla y la policía no será la maldición de quiénes no puedan comprarla.
La justicia y la libertad… hermanas siamesas condenadas a vivir separadas, volverán a juntarse, bien pegaditas, espalda contra espalda…
En Argentina, las locas de plaza de mayo serán un ejemplo de salud mental, porque ellas se negaron a olvidar en los tiempos de la amnesia obligatoria.
La Santa Madre Iglesia corregirá algunas erratas de las tablas de Moisés, y el sexto mandamiento ordenará: festejar el cuerpo. La Iglesia también dictará otro mandamiento que se le había olvidado a Dios: amarás a la naturaleza de la que formas parte.
Serán reforestados los desiertos del mundo y los desiertos del alma.
Los desesperados serán esperados y los perdidos serán encontrados, porque ellos se desesperaron de tanto esperar y ellos se perdieron por tanto buscar.
Seremos compatriotas y contemporáneos de todos los que tengan voluntad de belleza, y voluntad de Justicia… hayan nacido cuando hayan nacido y hayan vivido donde hayan vivido, sin que importe ni un poquito las fronteras del mapa ni del tiempo.
Seremos… imperfectos, porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses.
Pero en este mundo, en este mundo chambón y jodido, seremos capaces de vivir cada día cómo si fuera el primero y cada noche cómo si fuera la última.

¿Deliras?

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

El Acto en Banania

Les Luthiers

El Acto en Banania

Les Luthiers es un grupo argentino de humor que utiliza la música como un elemento fundamental de sus actuaciones, con instrumentos informales creados a partir de materiales de la vida cotidiana. De esta característica proviene su nombre: luthier, que en francés significa «creador de instrumentos musicales».
Integrantes:
Gerardo Masana fue su fundador, luthier, cuerdas, vientos, voz. (Falleció en 1973)
Marcos Mundstock: presentación, vientos, voz
Jorge Maronna: cuerdas, voz
Carlos López Puccio: cuerdas, voz
Carlos Núñez Cortés: teclados, vientos, voz
Daniel Rabinovich: vientos, latín, alt-pipe, bass-pipe, percusiones, voz

¡¡¡ Risoterapia !!!

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

La mentira en que vivimos

truth-lie

La mentira en que vivimos

Un documental para pensar

Expone la verdad sobre el mundo corrupto en que habitamos. El autor, Spencer Cathcart, realizó este pequeño documental, bajo el título “The Lie We Live” (“La mentira en que vivimos”, en traducción libre), cuestionando todo eso que conocemos como libertad, el sistema de aprendizaje, las empresas, el dinero

… el sistema capitalista, el gobierno de los Estados Unidos, el colapso mundial, el medio ambiente, el cambio climático, los alimentos modificados genéticamente y el trato que le damos a los animales. Es un video que, independientemente si estás de acuerdo o no, te dará mucho que pensar.

Analizando este video es posible observar que el colectivo nos impulsa a través de la fuerza de la coerción social tal y como lo teorizó Émile Durkheim. Es el efecto manada que, sumado a un mundo cada vez más tecnológico, nos presenta alteraciones en el comportamiento cada vez más dinámicas. Y al mismo tiempo que produce un nuevo tipo de efecto manada, la tecnología nos clasifica en grupos, y dentro de estos grupos se privilegia el individualismo.

Pero todos esclavos de este nuevo mundo, cuando se nos solicita unirnos, obedecemos las órdenes y nos convertimos en manada para aparecer en los medios de comunicación. ¿Qué me dicen de los eventos deportivos que organizan las grandes cadenas de televisión? Apenas se da la orden, las masas concurren para divertirse y sentir que forman parte de la corriente. Es decir, vivimos condicionados, ¿dónde quedó nuestra autonomía?

Lo mismo sucede en las elecciones, donde los medios eligen por quién votaremos. Y así sucesivamente…

El problema es que cuando estamos solos, la gran mayoría necesita ser aceptado colectivamente para sentirse parte de un todo. ¿Dónde está nuestra individualidad?

Quizá ahora veas con claridad la forma en que somos usados por los medios, la manipulación que el sistema nos hace desde pequeños para sembrarnos las ideas que más convienen a las elites.