Un abrazo de cariño real vale más que cualquier regalo

abrazo

Un abrazo de cariño real vale más que cualquier regalo

Un abrazo desnudo calienta el alma, hace humear nuestro corazón, nos lo recoge y nos lo encoge, nos estremece, eriza nuestra piel y caldea nuestra casa. Por eso un abrazo sincero vale más que cualquier otra ofrenda. Y es que abrazar a las personas que queremos es lo que realmente las hace sentir especiales, únicas y afortunadas.

Un abrazo construye escalones con su calidez, nos hace tumbarnos y nos obliga a contemplar el espacio. Gracias a esos gestos de cariño tenemos la oportunidad de recordar aquello que nos reconforta. de mantenerlo presente aunque no seamos conscientes y así sonreír aunque no tengamos motivos.

abrazo
Los abrazos no resuelven nada, pero nos ayudan a decirle a las adversidades que no van a poder con nosotros, que no van a derrumbar nuestros muros ni a destrozar nuestras cosechas.

El poder del cariño sincero

Los abrazos son una manera de poder decirles a nuestros seres queridos que les queremos sin tener que pronunciar palabras. Por eso, poder sumergirnos en el placentero recuerdo de un abrazo significa echar a volar nuestros sentimientos y dejar que reconforten nuestra piel.

Los abrazos son el fruto del cariño sincero, de la complicidad en la que cada uno muestra su yo verdadero al otro. Desnudos desde el alma, casi piel con piel pudiendo descifrar la geografía del corazón.

Con un abrazo das y recibes energía que nutre tu bienestar emocional. Estamos diseñados para sentir el contacto, para tocarnos y para transmitirnos emociones a través del tacto.

Por eso es importante estimular esa parte tan propia, pues gracias a ella logramos fortalecer vínculos, reconfortar y soldar aquellas piezas que pudieron romperse por las dificultades en la vida.

El amor como pilar de crecimiento

El amor nos hace crecer, riega nuestras emociones y pensamientos más internos. Por eso, los abrazos, los cuales son la muestra de amor por excelencia, nos permiten acompañar a las personas que queremos siempre que lo necesiten.

Así es que vale la pena regalar millones de abrazos que se conviertan en ánimos cuando los tropiezos dificulten nuestros caminos y la esperanza comience a desfallecer.

También te puede interesar leer: 10 beneficios de un abrazo para nuestra salud

Y es que los abrazos se convierten en una luz fiel que guía nuestro camino y vela nuestros sueños cuando el sol y el cuerpo necesitan descansar. Por eso los abrazos se convierten en humildad cuando nuestros éxitos nos engrandecen en exceso, nos hacen crecer, nos hacen mejores.

Los abrazos se tornan en mesura, en seguridad y en prudencia. En genialidad, en paz interior, en fuerza, en equilibrio. Esto es posible porque un abrazo es algo así como la llave que abre el armario que contiene el elixir que elimina nuestros males.

Las circunstancias pueden impedir el contacto físico, pero no las muestras de cariño

Muchas veces estamos lejos de personas que apreciamos y, por lo tanto, no podemos darles un abrazo físico tal y como desearíamos. Sin embargo, existen los abrazos psicológicos, los cuales son tan sinceros y válidos como los que juntan piel con piel.

Es decir, un abrazo psicológico es aquel abrazo que no te pueden dar pero que puede escapar y viajar miles de kilómetros por el aire, por debajo de una mesa o a través de una llamada telefónica.

Esto es posible porque abrazamos cada día con nuestros actos, nuestras palabras y nuestros cuidados y atenciones. Así es que el abrazo se convierte en la muestra de cariño más universal que existe, pues gracias a ella transmitimos apoyo y amor a nuestras personas queridas.

En este sentido, un abrazo físico ofrece cariño cuando es psicológico, es decir, cuando proviene de nuestras ganas y nuestro interior. Por eso, los abrazos que realmente valen son aquellos que se convierten en psicológicos, en emocionales y que nos hacen cerrar los ojos y dedicar un pensamiento. En definitiva, los abrazos que suman son aquellos que nutren nuestro ser.

Compartido en Facebook  por:

La mente es maravillosa

La infancia determina la conducta en la vida

niño

La infancia determina la conducta en la vida

niño
1º- Si el niño se encuentra en un ambiente adecuado, con abundantes caricias positivas incondicionales, donde los padres y el resto del grupo familiar dan y reciben lo que necesitan tanto material cómo psicológicamente, aprenderá a estar bien y percibirá que sus padres y demás familiares también lo están.
 
2º- Pero si esto no ocurre, si el niño no recibe las caricias que necesita, las buscará; anticipará conductas que sean generadoras de premio: será obediente, respetuoso, ordenado, sumiso….. o de cualquier otra manera que «complazca» o que cumpla con las expectativas de sus padres. Con tales comportamientos conseguirá caricias positivas, sin embargo, estas serán a condición de hacer lo que los otros esperan y, por tanto, aprenderá a estar bien cuando realice lo que quieren o esperan los demás.
 
3º- Si esta conducta adaptativa tampoco lleva a la consecución de caricias necesarias, el niño anticipará conductas generadoras de castigo: será egoísta, opositor, sucio, rebelde, … y con ellas conseguirá caricias condicionales negativas que, al menos, son caricias y sirven para nutrir su hambre básica. Esto aún en perjuicio propio.
 
4º- Puede todavía ocurrir que también estos comportamientos le lleven al fracaso en su deseo de satisfacer su primaria necesidad de caricias; es posible que entonces enferme, somatizando así su desasosiego interior, o puede que se lesione, o que tenga frecuentes accidentes, … Tal vez de este modo consiga, al menos, caricias de lástima o de rechazo. Aprenderá así a estar mal porque así es como consigue ser tomado en cuenta. Ocurrirá además, que estos comportamientos se van a ir repitiendo porque no se ha llegado a ellos por casualidad, su desarrollo e implantación ha seguido unas leyes naturales, la repetición creará hábito y el resultado va a ser el anquilosamiento de una forma de ser, de estar y de conducirse por la vida. De esta manera, en virtud del tipo de caricias que una persona ha sido capaz de conseguir durante su infancia se va a fijar el procedimiento para conseguirlas durante toda su vida. Desde luego cambiarán las situaciones, las personas, … pero la necesidad básica y el mecanismo para satisfacerla será el mismo.
 
E. Berne
 
Compartido desde la pág. de Julián Gordini
¡Tal cual!
¿Y tú de qué vas por la vida?
  • De buena persona
  • De rebelde
  • De víctima
Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

El poder de la conciencia colectiva

pensamientos-positivos

El poder de la conciencia colectiva

pensamientos-positivos

-Un agricultor tenía el mejor cultivo de maíz.

-Cada año llevaba su maíz a la feria del estado donde le galardonaban.

-Un año un periodista lo entrevistó y se enteró de algo interesante acerca de cómo cultivaba su maíz.

-El reportero descubrió que el agricultor compartía su semilla de maíz con sus vecinos.

-«¿Cómo puede darse el lujo de compartir sus mejores semillas de maíz con sus vecinos cuando están entrando en competencia con la suya cada año?

-¿Por qué lo hace señor?» Preguntó el reportero.

-El granjero respondió:

-«Porque el viento recoge el polen del maíz maduro y lo mezcla de campo en campo.

-Si mis vecinos cultivan maíz inferior, la polinización cruzada degradará de manera constante la calidad de mi maíz.

-Si quiero cultivar buen maíz debo ayudar a mis vecinos a cultivar maíz bueno también.»

-Así es con nuestras vidas…

-Los que quieren vivir de manera significativa deben ayudar a enriquecer las vidas de los demás, porque el valor de una vida se mide por las vidas que toca.

-Y aquellos que eligen ser felices ayudan a otros a encontrar la felicidad, porque el bienestar de cada uno está ligado al bienestar de todos…

-Llámalo poder de la colectividad…

-Llámalo un principio de éxito…

-Di que es una ley de la vida…

-¡¡El hecho es que ninguno de nosotros realmente gana hasta que todos ganamos!!

Compartido en Facebook  por:

Luis Fernando Flores Orellana