Un análisis de agua embotellada en España encuentra tóxicos en todas las botellas

botella_plastico

Un análisis de agua embotellada en España encuentra tóxicos en todas las botellas

botella_plastico

Un análisis del agua embotellada realizado por el Instituto de Investigación Biosanitaria de Granada y publicado en Environment International encuentra contaminantes hormonales en TODAS las botellas analizadas.

Es decir, el agua embotellada es una fuente de exposición a contaminantes hormonales o disruptores endocrinos, EDCs. Esta exposición puede ser elevada, si tenemos en cuenta que el consumo de agua embotellada ha aumentado en las últimas décadas, incluso en zonas en donde el agua del grifo es de calidad. España, con un consumo anual 124 litros per cápita, es el octavo país del mundo en la compra de agua embotellada. Este aumento en el consumo se debe, en parte, a una potente labor de marketing que ha hecho que los consumidores consideren que el agua embotellada es “más sana” que la del grifo, según indica un estudio llevado a cabo en Inglaterra.

Pero parece que el agua embotellada no es tan sana

Tras analizar en el laboratorio la actividad hormonal de 29 muestras de agua embotellada comercializada en España como “agua mineral natural” y procedente de diferentes manantiales naturales, los resultados indican que todas las muestras de agua tienen acción hormonal.

Esta acción es de cuatro tipos: Actividad estrogénica, es decir, contienen sustancias que mimetizan a los estrógenos naturales, actividad androgénica, al mimetizar a las hormonas masculinas naturales y actividades antiestrogénicas y antiandrogénicas, al tener sustancias que inhiben la acción de ambos tipos de hormonas.

Las concentraciones de contaminantes hormonales encontradas son pequeñas pero, por desgracia, estos tóxicos causan efectos adversos, sobre todo en el feto y los niños a estas concentraciones, que son las propias de las hormonas (picomolar y nanomolar). Estos efectos van desde problemas de pérdida de fertilidad hasta problemas metabólicos, inmunitarios, de neurodesarrollo y cáncer en órganos dependientes de las hormonas, como cáncer de mama, tiroides, testículos o próstata.

Aunque las características de los materiales en contacto con la bebida están reguladas en Europa, existen numerosos estudios que muestran que los envases pueden ser una fuente de contaminantes hormonales.

PET, polietileno tereftalato

De las 29 botellas analizadas en el estudio desarrollado en España, 26 eran de plástico PET o Polietileno tereftalato, un polímero termoplástico del que se fabrican el 80% de las botellas de agua. Al PET se le añaden sustancias químicas llamadas ftalatos para añadirle color y otras características. Estas sustancias se encuentran también en las resinas de los tapones y en las líneas de envasado.

Desde la botella, estos aditivos pueden migrar al agua. Por eso se aconseja no reutilizar las botellas de agua ni dejarlas al sol, ya que el tiempo y la radiación son factores que ayudan a su liberación en el agua. También se han encontrado otros contaminantes hormonales en este tipo de botellas, como losalquilfenoles, usados en la desinfección y benzofenonas, procedentes de los tapones de polietileno de alta densidad.

OTROS PLÁSTICOS

Aunque este estudio no ha analizado el agua de botellas de otro tipo de plásticos, existen un gran número de estudios que sí lo han hecho. Este es el etiquetado y numeración para los diferentes tipos de plástico:

El PET es el número 1.

Las botellas de agua también pueden ser de polietileno de alta densidad HDPE, número 2. Existen estudios que lo relacionan con la emisión de benzofenonas, que son contaminantes hormonales.

El 3 es el PVC, más utilizado en juguetes y ropa, pero que también libera tóxicos como los ftalatos.

Los números 4 y 5, polietileno de baja densidad y polipropileno, son los que menos sustancias contaminantes liberan, según los estudios realizados.

El número 6, poliestireno, no se utiliza en las botellas, sino en las bandejas de comida. También es un material a evitar ya que libera contaminantes hormonales.

El número 7 se refiere al Policarbonato. Numerosos estudios lo relacionan con la liberación de bisfenolA y ha sido prohibido de los envases alimentarios de países como Francia.

BOTELLAS DE VIDRIO

Pero en el estudio español, tres de las muestras de agua se encontraban en botellas de vidrio. Y también se han encontrado contaminantes hormonales en ellas, aunque en menor concentración que en las de PET. En otro estudio desarrollado por Wagner and Oehlmann en 2009, encontraron contaminantes hormonales en un tercio de las botellas de cristal frente al 90% de las botellas de PET. Además, se ha detectado que las botellas de vidrio pueden liberar plomo, antimonio y alquilfenoles al agua. El estudio realizado en Granada tiene resultados semejantes, por lo que parece que el proceso de embotellamiento en la planta junto a los tapones de plástico o metal pueden ser una fuente de contaminantes que debe ser analizada con más profundidad. En cualquier caso, consideramos preferibles los envases de vidrio a los de plástico.

A estos datos sobre la existencia de sustancias que dañan la salud en el agua embotellada, debemos añadir el problema de generación de residuos, que va unido a este consumo. ¿No será mejor exigir a nuestros ayuntamientos que el agua de municipio sea lo más segura posible y beber agua del grifo, sin pagar más ni generar más residuos?

Compartido en Facebook  por:

Bioeco actual en 2016

Quien paga manda

Quien-paga-manda

Quien paga manda

Esta sí que es una norma que no ha cambiado desde los inicios de la historia. Una ‘historia’ que, por principio, nunca podrá ser ‘objetiva’. Eso es un mito para tontísimos.
Pero lo que sí puede haber es una voluntad de veracidad. Puede haberla, pero no la hay.
Lo más peligroso no es la mentira que intencionadamente se cuenta, sino la información que intencionadamente se omite.
Las mayores inversiones en investigaciones científicas han tenido siempre como destino utilidades militares.
Y los supuestos organismos internacionales, que todo el mundo da por independientes, son subvencionados por intereses privados.
 

TODOS.

¿Decepcionada?

Quien-paga-manda

El 90% de la medicina científica ‘oficial’ es pseudociencia

Cientifismo1

El 90% de la medicina científica ‘oficial’ es pseudociencia

La ciencia es más compleja de lo que parece y sin embargo se vende como generadora de decisiones racionales. Vivimos en una era en la que parece predominar el «todo por la ciencia pero sin la ciencia«. O la ciencia usada como marketing por las diferentes industrias y quienes, ya sea por cobardía o por ideología, aceptan esta impostura.

Si no fuera por la Ciencia no conoceríamos el mundo -o la parte de él que ha adquirido un buen nivel de desarrollo- como es. Con sus vicios incluídos, la Ciencia es motor de progreso.

Cientifismo1

La esperanza de vida, su aumento espectacular en los últimos decenios, es un ejemplo. Las enormes conquistas de la ciencia y de la técnica empezaron con la evolución de los homínidos y sus herramientas.

Pero no todo es gracias a la ciencia entendida como técnica. En las sociedades avanzadas también acompañan a los conocimientos técnicos un mayor sentido de la justicia, la democracia, la distribución de la riqueza, los acuerdos comerciales, la educación, la solidaridad, la equidad y demás valores e ideales humanos.

En los últimos años, al menos en España, se ha observado un avance de la Ciencia, quizá en detrimento de los valores religiosos. Pero también han surgido conceptos como cientifismo o pseudociencias.

El primero sería una desviación de los verdaderos propósitos de la Ciencia, que tiene en su servicio a las personas su máxima, para ponerse al servicio de los intereses industriales (por encima de las necesidades humanas).

La pseudociencia sería el intento de aquello que no es científico, no está validado por métodos experimentales y no puede reproducirse para comprobarse, de hacerse pasar por ciencia. Este es un término peyorativo aunque no menos lo debería ser el cientifismo (ver J. Peteiro: «El cientificismo es una aberración ética facilitadora de un fascismo de nuevo cuño»).

Pero si bien es inaceptable lo denominado hoy pseudocientífico, el concepto no puede limitarse a ciertas prácticas médicas consideradas «alternativas» o «complementarias» de la Medicina oficial u ortodoxa o convencional, como desee denominarse.

Se critica a las medicinas alternativas por una muerte, por ejemplo, de un estudiante de Física -noticia de hoy mismo- y quienes lo hacen no cuestionan al tiempo los cientos de miles de muertes evitables que provoca innecesariamente la medicina oficial sin límites.

De hecho, la medicina hegemónica, la denominada Medicina Basaa en la Evidencia (MBE) también puede incurrir en la pseudociencia.

Es increíble pero cierto, como escribe el médico y estudioso de la Ciencia Juan Gérvas:

-Los medicamentos de la medicina científica causan 179.000 muertos anuales por los efectos adversos en la Unión Europea (equivalente a la muerte diaria durante un año en accidente de todos los pasajeros y tripulantes del Airbus más grande)”.

-“La aplicación de un protocolo para intervenciones quirúrgicas puede haber causado 800.000 muertes en Europa”.

-“El 90% de la investigación publicada en medicina es falsa”.

-“Las embarazadas, parturientas y madres lactantes sometidas en masa a tratamientos (suplementos de yodo, hierro y vitaminas) y a pruebas innecesarias por la medicina científica”.

-“Millones de varones incontinentes e impotentes por tratamientos de urólogos al atribuirles cánceres de próstata en falso, por sobrediagnóstico”.

-“Las resistencias a los antibióticos causan, al menos, 25.000 muertos anuales en la Unión Europea”.

-“Se han evaluado 3.000 intervenciones habituales de la medicina científica, y apenas el 11% tiene valor demostrado (si se utilizaran correctamente)”.

-“Se tira el dinero en investigación en medicina científica: del orden del 85% es puro despilfarro”.

-“Millones de mujeres son tratadas como enfermas de cáncer de mama en falso, por sobrediagnóstico”.

-“Los estudios preclínicos publicados sobre medicamentos para el cáncer se confirman sólo en el 11% de los casos”.

-“Es imposible replicar la mayoría de los estudios sobre la medicina científica publicados en las mejores revistas del mundo”.

-“Los médicos y científicos reconocen que inventan datos científicos en el 2% de los casos, pero creen que su colegas lo hacen en el 24% de los casos”.

-“Se puede reproducir sólo el 39% de los mayores y mejores estudios en el campo de la psicología científica”.

-“Los estudios sobre medicina científica concluyen con datos a favor y datos en contra sin que se pueda decidir qué es lo correcto”

-“Mueren anualmente 500.000 personas de más de 65 años en el mundo desarrollado por culpa de los psicofármacos».

(Las fuentes bibilográficas una a una).

Son sólo algunos ejemplos. Yo añadiría que basta leer unos cuantos post de este blog para comprobar la epidemia soterrada de daños por medicamentos que padece la Humanidad hoy en los países desarrollados. ¿Qué es pseudociencia entonces, no hay que ampliar mucho el campo de dicho concepto? La pseudociencia no es sólo la que presume de ser científica sin serlo, sino gran parte de la que se da por hecho que lo es de manera falaz.

Y es que, como escribe uno de los más respetados e influyentes críticos de la Medicina y la Ciencia y defensor de estas últimas, claro, John Ioannidis: Las revisiones sistemáticas de ensayos clínicos pueden llegar a las conclusiones que se deseen.

Nadie discute que se han propiciado avances en Medicina gracias a la técnica, sobre todo en los servicios de Urgencias y a la hora de establecer diagnósticos, entre otros.

El problema es que la ciencia en su aplicación médica conlleva grandes daños cuando se hace con la simplicidad de la medicina basada en pruebas manipuladas y opiniones sesgadas, como denuncia Ioannidis.

La MBE es muy necesaria pero adolece de «buenismo», se basa en las pruebas que mayormente aportan las industrias pues un 80% de la Investigación más Desarrollo (I+D) en biomedicina la pagan las diferentes industrias: farmacéuticas y de productos sanitarios, de biotecnología y trasgénicos, de telecomunicaciones, energéticas o alimentarias, por poner algunos ejemplos.

Se ha publicado hasta la saciedad sobre la manipulación de la evidencia científica, de las pruebas, pero además esa manipulación está cubierta jurídicamente pues se considera «secreto comercial» toda la informacion que generan las industrias en sus ensayos clínicos e investigaciones científicas.

Esto es pseudocientífico pues impide la comprobación de los datos industriales por investigadores independientes. Es ocultación de información valiosa, un fraude científico. Baste un ejemplo que publicamos estos días: La FDA reconoce ahora que aprobó el anticonceptivo Essure sin la suficiente evidencia. Pseudociencia pues.

Estoy de acuerdo en que es necesario denunciar la pseudociencia, TODA. Empezando por las que más daños hagan. Me refiero a que hay mucha pseudociencia en los medicamentos y productos sanitarios actuales y esto no sólo es un desfalco para el erario público (que el sistema sanitario financie tratamientos poco eficaces) y no sólo denigra la buena Medicina y la buena Ciencia, sino que además causa graves daños y muertes a mansalva.

¡Compártelo, si estás de acuerdo con la información, antes de que lo vuelvan a eliminar!

¿Quienes son los charlatanes?

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Compartido en Facebook  por:

Miguel Jara marzo de 2016

¡A ver esas máscaras!

secion-sagital

¡A ver esas máscaras!

¡¡A ver esos cerebros!!

Hoy he salido unos minutos de mi coche, justo para hacer un recado.

En esos escasos metros desde donde lo he aparcado hasta la tienda a la que iba me han mirado mal varias personas, (yo sin máscara), les he devuelto la mirada… Pero una señora no ha podido evitarlo y me ha dicho

¡A VER ESAS MÁSCARAS!

Y yo antes de medio segundo le he contestado…

¡A VER ESOS CEREBROS!

secion-sagital
En fin, ya casi me he confinado para evitar conflictos e insultos. Solo estoy a gusto en ciertas playas. No paseo por la ciudad, esta hermosa ciudad de Santander

¿Para qué?

Por cierto; me produce indignación ese empecinamiento, sobre todo de algunos policías en ciertos sitios, de guardias de la porra en otros, y de médicos y enfermeras, en los centros de salud y en los hospitales, para que los humanos humillados nos tengamos que tapar incluso la nariz. Lo importante es la humillación, si no, no se entiende.

Las glándulas salivares (Parótida, Sublingual, y Submaxilar, todas histológicamente diferentes) son las que producen la saliva, y consecuentemente las gotículas donde los virus o bacterias se pueden agarrar, para una vez expulsadas al hablar, toser o estornudar, podamos, (si estamos enfermos y con mucha carga de gérmenes), contagiar a otro que esté frente a nosotros.

Y digo podamos, puesto que solo una de muchísimas veces conseguiremos contagiarlo. Nuestras barreras naturales, en forma de mucosas, cornetes, adenoides, amígdalas, células ciliadas, lo evitarán en la inmensa mayoría de las veces.

Y si lo consiguen, nuestro sistema inmunitario, se pondrá a trabajar y casi en el 100% de las veces vencerá y evitará que nos pongamos ENFERMOS.

galndulas-salivares
Pues bien, las gotículas no salen por la nariz, por esa zona no hay saliva de ningún tipo. Ni cuando estornudamos. Solo si es un estornudo violentísimo podríamos verter secreción mucosa de las fosas nasales, pero solo en ese caso.
 
Tampoco salen por la nariz, los restos de mucosa infectada de tráquea, bronquios y bronquiolos, que podamos expulsar al toser.
 
¿Por qué entonces ese empeño en que nos tapemos las fosas nasales también? Si no fuera así, las máscaras serían molestas, pero no nos impedirían respirar. Yo siempre en invierno recomendaba a los pacientes que por la calle sobre todo, respiraran SOLO por la nariz, porque al hacerlo el sistema de cornetes calienta el aire y evita catarros.
 
Y termino; lo que menos soporto son los bozales de MARCA “GUAY” y LOS DE FÚTBOL. Dar una marca o un escudo de un club a una prenda que es el icono de la humillación y de la falta de libertad, me produce náuseas.

Compartido en Facebook  por:

Rafael Gazo Lahoz

¿Realmente ha habido una segunda ola?

grafica-covid

¿Realmente ha habido una segunda ola?

grafica-covid
Desde el Gobierno Vasco se nos dice que se está acabando la segunda ola de la covid y yo me pregunto, ¿es que realmente ha habido una segunda ola?.
Con los datos de la propia Osakidetza vemos que esa segunda ola en realidad no ha existido como tal, más bien no se porqué intereses se ha creado de la nada, aunque quizá si haya unos intereses determinados como son la justificación de haber realizado las elecciones en julio, el control de los jóvenes en período estival propio para el ocio y diversión y sobre todo por el tema económico con lo establecido en el decreto de reparto de fondos en base a hospitalizados, ucis y número de test de pcr.
La realidad es que los números nos dicen claramente que no ha habido una segunda ola y por lo tanto no tienen justificación las medidas restrictivas que se han tomado de cara a la población.
Así y en base a los dos gráficos que se incluyen,vemos como la curva de ucis y fallecidos durante este último mes, de lo cual me alegro, no han tenido nada que ver con lo ocurrido en el período desde marzo y abril, y eso teniendo en cuenta que algunos de los hospitalizados lo son por otras patologías a los cuales se les realiza el test de PCR y si da positivo se les contabiliza como covid. Si vemos los fallecidos no tienen nada que ver con lo acontecido al comienzo de la epidemia, teniendo en cuenta que esos fallecidos la mayoría siguen siendo en residencias lo cual tendría que plantearnos muchas dudas de lo que realmente está ocurriendo.
Si lo analizamos con datos vemos que la media de hospitalizados desde el 15 marzo a 15 abril es de 1275 con un máximo de 1855, mientras que si tenemos en cuenta el mes de septiembre esa media es de 283, un 65% menor y si tenemos en cuenta el valor máximo de 320, un 73% menor. Si lo analizamos con los fallecidos tenemos un media de 161 desde 15 marzo a 15 abril con un máximo de 232 frente a 57 de media, un 78% menor y 63 de máximo, un 83% menor en este mes de septiembre.
Si nos fijamos en el número de test realizados y su % de positivos vemos que en la época de marzo-abril con un número mucho menor de test que los que se realizan actualmente el valor medio del porcentaje de positivos es de un 28% y un máximo de 57% frente a valores de un 6% de valor medio y un 8% de máximo en este mes de septiembre con una media de test de 8590 frente a la media de marzo-abril de 1324, es decir, un 550% superior.
Con estos datos se puede decir que:
– no ha habido segunda ola, el virus baja con su inercia natural teniendo en cuenta además que los positivos en su mayoría (cerca del 85% son asintomáticos, es decir no están enfermos, por lo que el diferencial se incrementaría todavía más respecto al principio de la pandemia.
– no se pueden utilizar los test de PCR como elemento para diagnosticar una enfermedad,por lo que no se puede basar una epidemia en dos factores que son, los que sin evidencia científica contrastada se han utilizado para tomar las medidas restrictivas de libertades individuales y de corte socioeconómico implantadas actualmente.
– que los partidos de la izquierda, ya que a la derecha y ultraderecha, tienen todos los visos de que les va a ir muy bien, no se estén dando cuenta que con estas medidas restrictivas al final el camino de salida vendrá dado de privatizaciones en la sanidad, recortes de pensiones, aumento de edad de jubilación, mochila austríaca, ir hacia atrás en la igualdad de género, dejar a un lado a la inmigración, cierre del pequeño comercio, la utilización de las fuerzas del orden como si de una crisis bélica y no sanitaria se tratase, etc. Lo dije en su momento este virus se va a cargar a la izquierda ya que les han enredado en una trama con visos de ciencia de tal manera que los árboles no les dejan ver el bosque, cuando la realidad es que el resultado final de todo esto, con total respeto para los que han fallecido, es que se está actuando políticamente utilizando la mayor herramienta que puede tener el poder como es el miedo a perder la salud.

Comparto.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

España se está saltando las directrices de la OMS

oms

España se está saltando las directrices de la OMS

oms
Las medidas de la OMS a nivel internacional son de obligado cumplimiento para España por el Reglamento Internacional Sanitario, esas medidas son menos restrictivas, intrusivas y coercitivas que las que aplica el Gobierno de España y las CCAA…pero el Reglamento IS dice que los Estados que forman parte de la OMS pueden aplicar medidas que consideren convenientes SIEMPRE QUE NO SEAN MÁS INVASIVAS, INTRUSIVAS Y RESTRICTIVAS QUE LAS PLANTEADAS POR LA OMS.
España se está saltando las directrices de la OMS, se está vulnerando la CE y los Tratados Internacionales…
POR TANTO SON NULAS DE PLENO DERECHO.
 
Sergio Cebolla
 
Abogado.
 
Abogados por la libertad

Son nulas de pleno derecho!!!

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

La estrategia de Suecia que ha parado al coronavirus

la-solucion

La estrategia de Suecia que ha parado al coronavirus

Suecia es ya un ejemplo para el resto de Europa: 108 contagios este martes sin necesidad de cuarentena ni uso obligatorio de mascarillas.

la-solucion

Suecia vuelve a ser todo un ejemplo para Europa. El país nórdico registra su cifra más baja de contagios desde el inicio de la pandemia el 13 de marzo. Una cifra muy lejana a lo que todavía vivimos en España, con tan sólo 108 contagios de coronavirus registrados este martes en el país. Los datos de las autoridades suecas informaron que sólo el 1,2% de las 120.00 pruebas hechas esta semana pasado dieron positivo en COVID-19.

Unas cifras que sirven de ejemplo para otros países europeos al registrar el menor número de contagios desde que el coronavirus se afianzó en nuestro día a día. Suecia vuelve cada vez más a la ‘antigua normalidad’ mientras ve cómo otros países siguen aumentando en el número de contagios y fallecidos, como es el caso de España. Y es que, según el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades, en los últimos 14 días el total acumulado de contagios en Suecia es de 22,2 por cada 100.000 habitantes, un dato mucho menor que el de España -con 279- , Francia -con 148,5- o Reino Unido con 59. Todos estos países incluso contaron con cuarentenas en los pasados seis meses.

«No tenemos el resurgimiento de la enfermedad que tienen muchos países», dijo Anders Tegnell, el epidemiólogo jefe del país en una entrevista a la cadena France-24. Y es que Suecia tan sólo tiene 13 pacientes en cuidados intensivos y menos contagios que sus países vecinos, Noruega y Dinamarca, incluso con su estrategia de ‘no bloqueo’ de la sociedad sueca. Un plan con el que están muy satisfechos dadas las cifras que se han indicado y con el que, desde hace 14 días, no se han resgistrado muertes por coronavirus.

«Al final, veremos cuánta diferencia habrá en tener una estrategia que sea más sostenible, que se pueda mantener durante mucho tiempo, en lugar de la estrategia que significa que se bloquea, se abre y se bloquea una y otra vez”, explica, en referencia a las cuarentenas que se han aplicado en otros países, como en España. En una estrategia totalmente contraria, Suecia cerró los colegios y universidades para todos aquellos mayores de 16 años, sin embargo, los más pequeños siguieron yendo a clase de manera continua. Ahora, escuelas y universidad han vuelto a abrir sus puestas.

En cuanto a las restricciones, prohibieron las reuniones de más de 50 personas -frente a las de 10 que estableció España al principio de la desescalada- y tan sólo se pidió a los mayores de 70 años y personas en grupos de riesgo que se autoaislaran para evitar una mayor exposición al virus. Para el resto de la población, unas 10 millones de personas, se pidió -lejos de obligar- que se respetara el distanciamiento social en lugares públicos y se teletrabajara en la medida de lo posible. Bares, restaurantes, gimnasios y tiendas permanecieron abiertas en todo momento. Tampoco se ha obligado el uso de mascarillas por las calles.

«El propósito de nuestro enfoque es que las personas mismas entiendan la necesidad de seguir las recomendaciones y directrices que existen», dijo Johan Carlson, el director general de la agencia de salud pública de Suecia tal y como recoge The Guardian. «No hay otros trucos antes de que las medidas médicas, principalmente las vacunas, estén disponibles. La población sueca se ha tomado esto muy en serio”, añadió, indicando que la estrategia había sido todo un éxito para combatir el coronavirus de manera “consistente y sostenible”.

Compartido en Facebook  por:

AS