Médicos homeópatas, acupuntores y naturistas exigen al Gobierno una negociación sobre las terapias complementarias

medicos

Médicos homeópatas, acupuntores y naturistas exigen al Gobierno una negociación sobre las terapias complementarias

medicos
De izq. a dcha: Dr. Modesto Roca, secretario general del Sindicato de Homeópatas Licenciados; Dr. Rafael Cobos, presidente de la Sociedad de Acupuntura Médica de España; Dr. Alberto Sacristán, presidente de la Asamblea Nacional de Homeopatía; Miquel Peralta, portavoz de la Coordinadora Española de Usuarios de Homeopatía; y Dr. Pedro Ródenas, miembro fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas.

El pasado 21 de noviembre de 2018 comparecían ante los medios de comunicación españoles médicos homeópatas, acupuntores y naturistas para dar una rueda de prensa conjunta en la que exigen al Ejecutivo del presidente Pedro Sánchez que reconsidere su postura de prohibir ejercer estas disciplinas en el ámbito sanitario y abra una mesa de negociación para abordar una estrategia consensuada contra lo que denominan pseudociencias.

Las asociaciones de profesionales y usuarios aseguran que la iniciativa del Gobierno de España es contraria a la ley porque conculca derechos como el de la libertad de prescripción o la libre elección de tratamiento. Los pacientes reclaman a la Administración que deje de considerarlos “menores de edad” y no ponga trabas para elegir las terapias que más confianza y mejores resultados les ofrecen

Los médicos y usuarios de terapias complementarias han destacado que el plan del Gobierno central contra las llamadas “pseudociencias”, lejos de proteger a los pacientes, les coloca en una situación de riesgo potencial para su salud. Así lo han señalado los representantes de la Asamblea Nacional de Homeopatía, el Sindicato de Homeópatas Licenciados, la Sociedad de Acupuntura Médica de España, la Asociación Española de Médicos Naturistas y la Coordinadora Estatal de Usuarios de Homeopatía. Todos estos colectivos han unido sus fuerzas para solicitar al Ejecutivo que reconsidere su postura y se siente a dialogar con los médicos, profesionales sanitarios y pacientes que emplean las terapias complementarias y que son los que mejor conocen su utilidad y limitaciones.

El Dr. Alberto Sacristán, presidente de la Asamblea Nacional de Homeopatía, ha recordado que, por lo que ha trascendido hasta la fecha, la propuesta del Gobierno central pasa por sacar de los centros sanitarios públicos o privados las terapias complementarias impidiendo así que sean ejercidas por profesionales médicos debidamente cualificados. Sacando además la acupuntura, homeopatía y medicina naturista de las universidades, restringiendo así la correcta formación de los profesionales médicos en estas disciplinas. El doctor Sacristán ha subrayado que, de salir adelante el plan, los pacientes “se verían obligados a recurrir a personas sin titulación médica para continuar con sus terapias”. “Se contribuiría así a la creación de un mercado clandestino de productos y terapias no convencionales con el consiguiente riesgo para los ciudadanos”, ha añadido.

Las asociaciones de profesionales y pacientes han subrayado además que la estrategia contra las mal llamadas “pseudociencias” conculca la legalidad vigente, puesto que:

  • No reconoce el derecho de los médicos al libre ejercicio profesional y a la libre prescripción.
  • Contraviene la legislación vigente, tanto la europea como la española, en relación a las terapias no convencionales incluidas y reconocidas en el sistema de salud español por el Real Decreto 1277/2003.
  • No respeta el derecho de los pacientes a la libre elección de tratamiento sanitario.

En este contexto, el Dr. Modesto Roca, secretario general del Sindicato de Homeópatas Licenciados, ha indicado que el plan presentado por el Gobierno supone “un ejercicio de intervencionismo y restricción del derecho de los profesionales a la libertad de prescripción”. “La propuesta lanzada por el Ejecutivo es contraria a las medidas desarrolladas por países de nuestro entorno como Francia, Alemania, Suiza, Bélgica, o Reino Unido”. El secretario general del sindicato ha añadido que, en todos estos países, a diferencia de España, se han abierto procesos de consulta, análisis e inclusión hacia una medicina integrativa. Y ha destacado que el plan del Gobierno genera inseguridad jurídica entre los cerca de 10.000 médicos que emplean la homeopatía en España. Con todo, el Dr. Roca ha valorado positivamente el cambio de actitud del Gobierno central que parece haberse registrado en los últimos días y ha manifestado la disposición del sindicato a negociar.

El aval de las leyes

El Dr. Rafael Cobos, presidente de la Sociedad de Acupuntura Médica de España, ha hecho hincapié en que la práctica de la homeopatía, la acupuntura y las terapias naturales aplicadas en centros sanitarios está legalmente aprobada en el RD 1277/2003. En el caso concreto de la acupuntura, el Dr. Cobos ha señalado que, además de estar reconocida desde hace varias décadas por la propia OMS, nombrada por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad el 2010. Ha añadido también que su práctica e investigación está integrada en el sistema de salud de comunidades autónomas como la andaluza, en la Cartera de Procedimientos en el Sistema Sanitario Público de Andalucía, SSPA; para la Asistencia a las Personas con Dolor en el Ámbito Hospitalario y a través de proyectos de investigación, financiados por el propio SAS.

En esta línea, el doctor Sacristán ha insistido en que también la homeopatía está perfectamente regulada tanto por las leyes europeas como por las españolas. “Los medicamentos homeopáticos son medicamentos a todos los efectos”, ha comentado. Por eso, a juicio del Dr. Sacristán, “resulta cuando menos sorprendente que el Ejecutivo pretenda prohibir a los profesionales médicos la prescripción de un medicamento que es absolutamente legal en Europa y España”.

Dr. Pedro Ródenas, miembro fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas, ha recordado que, en contra de lo que mantiene el plan del Gobierno, el concepto de evidencia científica es más amplio y engloba investigación fundamental, metaanálisis, ensayos clínicos, estudios transversales, de cohortes, epidemiológicos… “De hecho, la propia Organización Médica de la Salud ha recomendado incluir las terapias complementarias en los sistemas de salud por los múltiples beneficios que aportan a los pacientes”.

Precisamente por eso, los representantes de los profesionales han reclamado al Gobierno que aclare qué criterios de evaluación va a tener en cuenta a la hora de analizar las distintas terapias. Han recordado que el propio Ministerio de Sanidad publicó un primer documento de análisis de situación de las terapias naturales, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III, en el que se establecía que “algunas terapias naturales como la homeopatía y la acupuntura, por su idiosincrasia, precisan de un modelo científico especial, adaptado a sus características, y que requieren nuevos procesos de validación”. El mismo informe concluía que, muchas veces, las terapias naturales son utilizadas como segunda o tercera opción de tratamiento, con carácter meramente complementario, por lo que “los niveles actuales de evidencia pueden ser valorados como suficientes para justificar su utilización en determinadas situaciones clínicas”.

También los pacientes han querido reivindicar su derecho a emplear las terapias complementarias. Miquel Peralta, portavoz de la Coordinadora Estatal de Usuarios de la Homeopatía, entidad que representa a las distintas asociaciones de pacientes, ha destacado que los usuarios “tenemos derecho a decidir sobre nuestra salud y a elegir, una vez informados, las terapias que mejor se adapten a nuestras necesidades. Peralta ha reivindicado el papel del “paciente empoderado” y ha reclamado a las administraciones sanitarias que “dejen de considerarnos menores de edad y objeto de tutela y no nos pongan trabas para elegir aquellas terapias que nos ofrecen más confianza y mejores resultados”. El propio plan presentado por el Gobierno, que recupera una encuesta de la FECYT, reconoce que el 59,8% de los españoles confía en la acupuntura y el 52,7%, en la homeopatía.

Las organizaciones de profesionales y usuarios que emplean estas terapias han concluido que les une el objetivo común de luchar contra las falsas terapias y proteger a los usuarios de promesas irrealizables o prácticas engañosas llevadas a cabo por personas no cualificadas. En este sentido, han animado al Gobierno central a combatir el intrusismo profesional que tanto daño les está haciendo y a sentarse a dialogar sobre los beneficios y limitaciones de las terapias complementarias.

Compartido en  por:

Tu nueva información

Por una visión integrativa, que no “integrista” de la medicina

Karmelo-Bizkarra

Por una visión integrativa, que no “integrista” de la medicina

“Tenemos que entender la salud, antes de intentar la curación de las enfermedades”
Dr.Wilhelm Reich
(Biopatía del cáncer)

Terminé medicina en el año 1979. Por ahora, y si la nueva inquisición no me lo impide, la “sana inquisición”, soy médico. Aunque ninguna inquisición es, ni ha sido, santa ni sana.

Trabajo y soy director médico de un Centro de Salud Vital, Zuhaizpe, un pequeño hospital…hospitalario. Soy médico; ni oficial ni convencional; ni alternativo ni complementario. Soy un médico que busca despertar la capacidad de autocuración en la persona enferma, acompañándole desde el lado humano.

Karmelo-Bizkarra

El doctor no es el que cura, el doctor es el que enseña

La palabra doctor viene del latín “docere” y significa enseñar. De ahí deriva docente, y por eso hay doctores en medicina, en historia, en filosofía, etc.

Sólo desde la arrogancia médica se puede considerar que los médicos curamos. La labor del médico no es curar, sencillamente, porque no podemos curar, sino acompañar al enfermo mientras su organismo se va curando. De paso, podemos enseñarle y apoyarle en su proceso de curación.

Los antiguos hablaban de la “vis medicatrix naturae”: la fuerza curativa de la naturaleza. Los medicamentos, sean químicos o naturales, remedios de fitoterapia, de homeopatía, de antroposofía o las agujas de acupuntura no pueden curar. En cambio, pueden ayudar a despertar la curación del organismo y pueden potenciar su capacidad de autocuración o autorregeneración.

En el mismo sentido, con cualquier medicina, sea la que sea, solamente se cura lo curable por el organismo. Pongamos un ejemplo: Si dos personas toman el mismo medicamento para la misma enfermedad, puede que la capacidad curativa del organismo de la primera la cure, pero la falta del poder de autocuración de la segunda la lleve a la muerte.

Despertar y aplicar los factores de salud; ampliando el arte de curar

Cuando estudiaba cuarto de la carrera de Medicina estuve a punto de abandonar; me di cuenta de que en la facultad se enseñaba la enfermedad, sus síntomas, su diagnóstico, su pronóstico, su tratamiento… pero apenas conocía nada acerca de la salud, ni de cómo apoyarla o favorecerla. Comprendí que mientras las facultades de medicina no sean también Escuelas de Salud, el sistema sanitario actual permanecerá incompleto y discapacitado.

En el año 1980, trabajando como médico en Mallabia (Bizkaia), conocí la medicina higienista y descubrí la acción curativa de una alimentación saludable, del ayuno, del ejercicio, de la respiración, del contacto con la naturaleza, de la expresión emocional, de la quietud mental, de la meditación, etc. Me di cuenta lo importante que es que los pacientes pasivos se vuelvan “hacientes” o actuantes de su salud y así, algo más dueños de su destino.

En 1994 conocí la medicina antroposófica, que revela que el ser humano ha interiorizado en sí, como órganos, los mismos procesos que en la naturaleza existen como minerales, plantas y animales. Por eso, cuando un órgano enferma, se recomienda aplicar, sobre todo, remedios elaborados a partir de elementos de la naturaleza para que éste recupere o “recuerde” su buen funcionamiento.

Desde que terminé mis estudios en la facultad de medicina, me he formado y continúo formándome asistiendo a una infinidad de cursos y congresos médicos (ninguno de estos, por cierto, subvencionado por la farmaindustria). Siempre con la intención de ampliar la ciencia del curar, más allá de los moldes médicos al uso de los que me impregné en la facultad de medicina.

Los pacientes no son incautos ignorantes que se dejan embaucar por palabras bonitas. Son pacientes activos que buscan algo diferente o complementario a lo que reciben en el consultorio o en el ambulatorio y son finalmente ellos los que deciden utilizar tratamientos convencionales y/o tratamientos no convencionales eficaces para recuperar su salud.

“Primum non nocere”; antes de nada, no hacer daño

Soy médico y como tal trato a los pacientes con lo que considero más eficaz y al mismo tiempo menos perjudicial. Como decían los antiguos médicos “primum non nocere”; antes de nada, no hacer daño.

Nunca he engañado a ningún paciente, ni he mentido. A nadie he prometido la curación, ya que ésa es una capacidad inherente al organismo vivo, que se despierta cuando está en armonía con las leyes de la vida y la salud.

Tampoco me he enriquecido a costa de los crédulos pacientes. No he manipulado, utilizado o engañado a nadie, porque mi ética humana está muy por encima de ese umbral.

En mi práctica médica utilizo consejos de nutrición y hábitos de vida saludable. Si eso no es suficiente, acompaño con remedios de medicina naturista, fitoterapia y sobre todo de medicina antroposófica. Finalmente recomiendo algún remedio químico o la cirugía para tratar o simplemente aliviar, cuando los remedios anteriores no han sido suficientes para la curación. A veces se puede curar y otras sólo se puede aliviar y acompañar.

He constatado, después de más de 38 años de continuo trabajo y experiencia como médico, que una alimentación saludable, el ejercicio, el ayuno, la respiración profunda, la expresión emocional, la quietud mental y la terapia psicoemocional actúan curando las enfermedades. También he constatado que los remedios médicos antroposóficos, en diluciones homeopáticas, en concentraciones similares a las que se encuentran en nuestro organismo las hormonas, los neurotransmisores, la vitamina B12, o los oligoelementos (cobre, zinc, manganeso…), actúan y son eficaces, incluso en los bebés, sin que ellos tengan “consciencia” de ser tratados; sin mediar un efecto placebo.

Por ejemplo, la recomendación del consumo diario de vitamina B12 es de 2,4 microgramos al día, es decir 2,4 millonésimas de gramo; la de vitamina D es de 5 microgramos al día. Para un cuerpo de 60 ó 70 kilogramos ¿acaso no son dosis homeopáticas?

En medicina integrativa preferimos tratar con remedios naturales o medicamentos diluidos en dosis homeopáticas que apenas ocasionan efectos colaterales, dejando los medicamentos químicos en reserva. Yo personalmente, utilizo remedios de medicina antroposófica a bajas diluciones. Igualmente preferimos tratar un dolor de columna con osteopatía antes de intervenir quirúrgicamente. También tratamos con acupuntura o terapia neural tanto el dolor, como la enfermedad que la ocasiona. Sin descartar, por supuesto, la posibilidad de poder utilizar un medicamento químico o de intervenir quirúrgicamente en un momento dado.

Remedios que se obtienen de la Naturaleza

Muchos medicamentos de la medicina convencional han surgido de las plantas o sustancias naturales: la digoxina (para el corazón), la ergotamina (frente a la migraña), la atropina (en anestesia), la colchicina (antes en la gota y ahora en enfermedades inmunológicas o como antitumoral). La vinblastina y la vincristina, se extraen de una planta, la vinca; y el taxol (que proviene del tejo) se utilizan como antitumorales. La morfina (procedente del opio), la codeína para la tos, la penicilina que se sintetizó a partir de un hongo…etc. La ciclosporina, un fármaco inmunosupresor usado en el trasplante de órganos para prevenir el rechazo, es producido por un hongo. El principio activo de la aspirina, el ácido acetilsalicílico, se aisló de la corteza del sauce. Las cumarinas (anticoagulantes) se descubrieron a partir del trébol dulce fermentado, que producía hemorragias en los animales que lo ingerían. La metformina, antidiabético muy utilizado actualmente, se aisló de una planta que se usó para el tratamiento de la diabetes en Europa durante la época medieval. Estos sólo son una muestra de los medicamentos convencionales, utilizados en la medicina “oficial” y surgidos de la naturaleza.

Además, los enfermos buscan en general los tratamientos naturales menos iatrogénicos (que ocasionan menos efectos secundarios o daños colaterales). También procuran un apoyo psicoemocional que no alcanzan a recibir en una consulta de 6 a 10 minutos de media.

¿Quién asume las muertes que causan ciertos medicamentos?

“Mala praxis”, desafortunadamente, la hay en todas las ramas de la ciencia y de la medicina; ¿Acaso no se mueren personas por la medicación o por una intervención médica o quirúrgica no adecuada? ¿Acaso no se han retirado medicamentos después de causar miles de enfermedades graves o muertes? ¿Acaso lo que hoy se considera científico no será contemplado mañana como desfasado y sin consistencia? La utilización de medicamentos tiene sus riesgos y se considera que sólo se informa del 1% de los casos de los efectos adversos de los medicamentos.

El poder farmacéutico y sus correas de transmisión

Se sabe que la mayor parte de las revistas médicas o las asociaciones de pacientes están siendo subvencionadas por las casas farmacéuticas con la consiguiente perdida de imparcialidad y objetividad que exige como base toda ciencia. Se convierten con ello en correas de transmisión del poder farmacéutico. ¿Acaso el médico de hoy tiene información objetiva, parcial y humana sobre las enfermedades y sobre cómo tratarlas? ¿Acaso las opiniones críticas a la medicina oficial tienen cabida en las Facultades de Medicina de nuestro país?

No es científico opinar sobre algo que no se conoce o no se ha experimentado. Quien se arroga la capacidad de indicar cual es la medicina que cura y cual es la que no, resulta ser sólo una víctima de su propia arrogancia.

Fundamentalismo científico

No se puede prejuzgar y alegremente condenar ya que en el momento en el que se opina sin conocer, uno deja de ser científico y se convierte en fundamentalista y dogmático de la ciencia.

No es lícito confundir a la opinión pública, a través de los medios de in-comunicación de masas, metiendo en el mismo saco terapias eficaces y recomendadas por la Organización Mundial de la Salud con las practicadas por “vendedores de humo”.

Organización Mundial de la Salud (OMS) versus “Sana Inquisición”

Mientras la OMS aboga en su estrategia 2014-2023 por la Medicina Tradicional y Complementaria (MTC), la OMC (Organización Médica Colegial) de nuestro país ha abierto una nueva cruzada, salvaje y radicalmente opuesta a sus recomendaciones.

Estas son algunas de las recomendaciones de la OMS:

 

“Ayudar a los Estados Miembros a desarrollar políticas dinámicas y aplicar planes de acción que refuercen el papel de la medicina tradicional en el mantenimiento de la salud de las personas”(…) “Alentar a los profesionales sanitarios convencionales a que amplíen sus conocimientos sobre utilización de la Medicina Tradicional y Complementaria (MTC)” 

(…) Promover el respeto, la colaboración y el entendimiento mutuos entre los profesionales de la medicina convencional y la MTC” (…) “Fortalecer la educación interdisciplinaria y la práctica en colaboración entre profesionales de medicina convencional y de MTC, con un enfoque centrado en la persona” (…) “Aprovechar las posibilidades de la MTC para contribuir a mejorar los servicios de salud y los resultados sanitarios”.

Así, mientras la OMS, máxima institución de la salud a nivel mundial, promueve el respeto, la colaboración y el entendimiento entre los diferentes profesionales médicos, la “sana inquisición” iniciada en este país, está dispuesta a cortar cabezas disidentes.

Para algunos profesionales médicos, lo más difícil es respetar a los que piensan distinto. ¿Por qué se empeñan en hacer que lo distinto se vuelva contrario, en vez de contemplar que lo distinto sea complementario?

Medicina desintegrativa y “farmafia”

Mientras países de nuestro entorno (Francia, Alemania, Suiza, Holanda, Estados Unidos, Portugal, entre otros) están reconociendo la medicina tradicional, complementaria o integrativa y hospitales prestigiosos como el Anderson de Houston, la Clínica Mayo, la Lukas Klinik de Suiza, el Royal London Hospital, o los centros de medicina integrativa de las Universidades de Colorado, Arizona, Wisconsin o Ginebra abogan por integrar lo mejor de la medicina convencional con lo mejor de la tradicional o complementaria, en nuestro país un grupo de “salvaguardas de la ciencia” está empeñado, no en integrar la medicina, sino en desintegrarla. Lo que sospecho (y no soy una persona dada a pensar mal de la gente) es que son correa de transmisión de cierta industria farmacéutica. Por lo visto, también en esto “Spain is diferent”.

Respeto a la industria farmacéutica (farmacia), que busca el alivio de la enfermedad a través de desarrollar medicamentos eficaces, pero no, a la que sin ética, busca el enriquecimiento sin límites, y con procedimientos fuera de toda ética humana (actualmente se la denomina farmafia).

OMC, ¿Quo vadis? ¿Adónde vas?

Un pequeño número de médicos, en representación de la Organización Médica Colegial (OMC), se ha arrogado sin ningún derecho, el privilegio de actuar inquisitoriamente sobre los médicos que como yo actuamos honradamente de acuerdo al Código Deontológico Médico y al juramento de Hipócrates apoyando a los enfermos en su propio camino de autocuración.

Un escrito de la OMC me encasilla, sin yo saberlo, como parte de una secta, la medicina antroposófica. Considera además que la acupuntura milenaria es una “pseudoterapia”; a la terapia neural la llaman terapia “neutral” y a la medicina tradicional china la denomina “medicina tropical china”. Enjuiciar a la psicoterapia gestalt como pseudopsicoterapia, y considerar que el yoga, la meditación y el mindfulness son técnicas utilizadas por “movimientos sectarios” y “herramientas de manipulación psicológica” es atacar indiscriminadamente a una parte de los profesionales de la salud, entre ellos muchos médicos.

Pago mi cuota de colegiado desde hace muchos años y por ello me sorprende que mi dinero sea utilizado para denigrar y difamar mi acto médico y para degradarme, de paso, como ser humano, calificándome de “mercachifle” o de “vendehúmos”.

Soy médico y no quiero que me encasillen dentro de la dicotomía: “convencional versus alternativo”. Soy médico y como tal, trato a los pacientes con lo que considero más eficaz y menos perjudicial, recurriendo a los medicamentos químicos o recomendando una intervención quirúrgica cuando considero adecuado y necesario. No estoy en contra de la medicina convencional y también la practico.

Por todo eso y porque sencillamente es una cuestión de dignidad y sentido de la justicia, pido respeto, reivindico respeto, exijo respeto por mis prácticas.

Subrayar que Ola Raknes, psiquiatra noruego, afirmaba que un buen terapeuta tiene que tener como cualidades las tres haches, humanidad, humildad y humor. Y para finalizar, mi deseo que los médicos cultivemos la humanidad para ponernos en el lugar del compañero, la humildad para no caer en la trampa de la arrogancia médica, y el humor porque como médicos, no somos tan importantes, ni tan imprescindibles para la curación.

“Médico, cúrate a ti mismo…”
Proverbio hebreo antiguo que es citado en Lucas, 4, 23.

¡Salud-os!

¡Me gusta esta reflexión!

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin
Soy médico y no quiero que me encasillen dentro de la dicotomía: “convencional versus alternativo” Queridos amig@s y compañer@s, En estos momentos de tanta confusión, incertidumbre y el fuerte intento por desacreditar las medicinas tradicionales e integrativas, me siento con el ánimo y la responsabilidad desde mi experiencia de compartir con vosotros esta carta abierta. Aprovecho la ocasión para enviaros un cálido abrazo y mi ánimo para seguir adelante.
Dr. Karmelo Bizkarra

Compartido en Facebook por:

Dr. Karmelo Bizkarra
Director médico del Centro de Salud Vital Zuhaizpe

La artemisa annua

artemisa-2

La artemisa annua

Coronavirus, malaria, cáncer, parásitos, regulador de menstruaciones, fiebre, elevadora del sistema inmunológico, desinfectante para la piel, dolores articulares, dolores estomacales, problemas de digestión…

artemisa-2

 

Artemisa, ajenjo, hierba santa o abstinthium de su nombre quiere decir “carente de dulzor” en griego, y hace clara referencia al fuerte sabor amargo que posee.

Probablemente sea una de las hierbas más completas por sus muchos efectos, y por eso se la llame “hierba santa”

El herborista Christophe Bernard nos explica: «Esta planta fue utilizada en medicina china por mas de 2000 años, en Occidente, el artemisa pasó de la oscuridad a la celebridad en a pena unos meses.

Suscita hoy en día una verdadera pasión. Los chinos la estudian sin embargo desde los años 50 para combatir el paludismo con éxito. Y los japoneses la usan ampliamente para tratar el cáncer.

– Combate la fiebre gracias a un efecto diaforético (hace sudar).

– En aplicaciones locales, combate las heridas infectadas e infecciones de piel.

– Combate las enfermedades parasitarias de la sangre el paludismo en particular.

– Favorece la llegada de las reglas y las calma cuando son demasiado abundantes.

– Es eficaz contra toda infección intestinal.

Otra propiedad interesante es su acción anti cáncer. Estudios in vitro demuestran su eficacia en caso de leucemia, cáncer de mama, y cáncer del colon.

El acción de la planta es sorprendentemente sistémico, en otro términos, actúa sobre todas las partes del cuerpo y atraviesa la barrera hemato-encefálica en particular, lo que hace de ella una poderosa herramienta». (1)

Una de las enfermedades infecciosa más importante del mundo, la malaria, se cura con esta planta que todos podemos cultivar en la huerta. Sus efectos son espectaculares y sin importantes efectos secundarios contrariamente a los medicamentos ACT.

Sin embargo la OMS y las empresas farmacéuticas en África, la prohíben y sabotean toda acción de educación cuanto a su uso para promover el uso de ACT los medicamentos que se usan para tratar la malaria. (2)

Artemisa no trata, cura la malaria y sin efectos secundarios en 99% de los casos.

Es también uno de los tres ingredientes del mejor desparasitante natural existente, con el clavo de olor y el nogal negro americano.

INFUSION DE ARTEMISA CON LECHE DE COCO (por Christophe Bernard):

«Tradicionalmente, se utiliza la infusión de artemisa. Sin embargo, para una mejor extracción de los principios activos se debe recurrir al alcohol o a unas soluciones grasosas.

La artemisia en particular es liposoluble, es por esta razón que les propongo infusionar esta planta en una solución conteniendo lípidos. Nada mejor que una leche de coco para realizar esta preparación. Esto va a permitir extraer 80% de la artemisia mientras en agua se extrae solo un 25%.

1) Poner un buen puñado de sumidades floridas en una tasa, si posible frescas sino secas.

2) A fuego lento, hervir suavemente 200 mililitros de leche de coco.

3) Echar la leche sobre las plantas en la tasa y tapar inmediatamente. Dejar infusionar 4 horas, una maceración larga es indispensable para una extracción óptima.

4) Pasar por un colador, recuperar la planta y escurrirla en la tasa.

Posología: para el paludismo o malaria, Stephen Buhner, fitoterapeuta americano especialista en plantas a efectos antibióticos, recomienda 100 gramos de plantas por litro de leche a beber durante el día. Durante una semana seguida de una semana de pausa, luego una otra semana tomándola». (1).

LA INFUSION DE ARTEMISA CON AGUA:

La infusión de artemisa se realiza poniendo en agua hirviendo una hoja fresca por tasa de agua o 25 gramos de hojas secas. Se debe apagar el fuego directamente después de poner las hojas.

Como desparasitante en adulto, hervir siete minutos unos seis clavos de olor por litro de agua, apagar el fuego y echar cinco hojas frescas grandes de artemisia o 25 gramos de hojas secar y dejar infusionar. Tomar por 21 días.

«La infusión de artemisa para la menstruación, ciclos irregulares o reglas dolorosas. Las mujeres que sufren de estas dolencias, pueden tomar dos tazas de té de artemisa durante los días inmediatamente anteriores al inicio de su menstruación. De esta manera se ayuda a regular el ciclo, y se calman los dolores menstruales.

Si se hacen enjuagues bucales dos o tres veces al día, con este té, se mejora el mal aliento y se ayuda a combatir el dolor de dientes y encías.

Uno de sus usos tradicionales más extendidos como vermífugo, es decir, que elimina lombrices y gusanos intestinales. Sin llegar a casos tan extremos, el té de artemisa también está indicado para problemas digestivos leves, como empachos puntuales por haber comido demasiado, o digestiones pesadas lentas.

La infusión de artemisa puede utilizarse también externamente, como loción en la piel, en caso de raspaduras y pequeñas heridas para acelerar su cicatrización y recuperación. Utilizado de este modo, ayuda a combatir infecciones leves, así como algunos hongos de la piel. Para obtener buenos resultados, bastaría machacar y humedecer hojas secas y crear un emplasto de artemisa. Se coloca a temperatura tibia sobre la piel raspada o rasguñada, se puede cubrir con una tela o lienzo limpio y se deja actuar». (3)

Contraindicaciones: mujeres embarazadas y lactantes, enfermedad del hígado o renal, epilepsia, cuidado en niños, NO SE DEBE CONSUMIR EN DOSIS ELEVADA O POR MAS DE TRES SEMANAS, puede tener efectos secundarios en dosis inadecuadas.

Alexandra Prokoudine Higienista Naturópata

Fuentes:

(1) Christophe Bernard Athea Provence: https://www.altheaprovence.com/blog/armoise-annuelle/

(2) https://youtu.be/pG1PI82qGeQ

(3) https://www.petdarling.com/articulos/artemisa-planta/

También te puede interesar leer:

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo.

De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Compartido en Facebook // YouTube por:

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Andreas Kalcker responde a críticas de Gabriela Segura al MMS

Andreas-Kalcker

Andreas Kalcker responde a críticas de Gabriela Segura al MMS

La doctora Gabriela Segura publicó en The Dot Connector Magazine, un artículo en el que critica duramente al MMS. Dicho escrito puede leerse directamente aquí. Andreas Kalcker responde desde una óptica estrictamente científica en el texto que puede leerse a continuación. El texto destacado de color azul es parte de la crítica de Segura. Y más abajo le sigue la respuesta de Andreas.

Gabriela Segura

Mi nombre es Andreas Ludwig Kalcker y después de leer este artículo, no tuve más remedio que contestar…. estoy investigando 4 años a partir de ahora la relación de ClO2 y la salud, sobre bases científicas, y en definitiva el presente artículo es igual a: “La tierra es plana……”

También te puede interesar ver: MMS vs COVID-19

A vueltas con el MMS.

Logo-gris--2-trans-400
Sw. Veet Agustin

Compartido en YouTube en 2016

Práctica para fortalecer el sistema inmunológico

mujer26

Práctica para fortalecer el sistema inmunológico

La mayoría de las enfermedades entran cuando usted no está presente en su cuerpo. Cuanta más conciencia trae al cuerpo, más fuerte se vuelve el sistema inmunológico.

mujer26

Al cuerpo le encanta la atención que usted le presta. Es como si cada célula despertara y se alegrara. Es también una potente forma de autocuración.

No solo su sistema inmunológico físico se fortalece; su sistema inmunológico psíquico también se refuerza enormemente. Este último lo protege a usted de los campos negativos mentales y emocionales de los demás, que son muy contagiosos.

Habitar el cuerpo lo protege a usted por medio de elevar la frecuencia vibratoria de todo su campo de energía, de modo que todo lo que vibra a una frecuencia más baja como el miedo, la ira, la depresión, etcétera, existe ahora en un nivel de realidad virtualmente diferente.

Ya no entra en su campo de conciencia o si lo hace, usted no necesita ofrecerle ninguna resistencia porque pasa derecho a través de usted.

Hay una meditación de autocuración simple, pero efectiva, que usted puede hacer siempre que necesite elevar su sistema inmunológico. Es particularmente efectiva si la usa cuando siente los primeros síntomas de una enfermedad, pero también funciona con enfermedades que están ya arraigadas si la practica frecuentemente con una concentración intensa.

También contrarrestará cualquier perturbación de su campo de energía por alguna forma de negatividad. Sin embargo, no es un sustituto de la práctica diaria de estar en el ser; de lo contrario, sus efectos serán solo temporales.

Aquí está:

Cuando usted no esté ocupado durante algunos minutos, cierre los ojos, acuéstese sobre la espalda e «inunde» su cuerpo con conciencia. Escoja diferentes partes del cuerpo para enfocar su atención: las manos, los pies, los brazos, las piernas, el abdomen, el pecho, etc. Sienta la energía vital en esas partes tan intensamente como pueda. Permanezca con cada parte quince segundos más o menos.

Después, deje que su atención corra por el cuerpo como una ola unas cuantas veces, desde los pies a la cabeza y en sentido contrario de nuevo. Esto no requiere más de un minuto.

Luego, sienta el cuerpo interior (la presencia) en su totalidad, como un único campo de energía. Mantenga esa sensación durante unos minutos. Esté intensamente presente durante ese tiempo, presente en cada célula de su cuerpo.

No se preocupe si la mente logra ocasionalmente arrastrar su atención fuera del cuerpo y usted se pierde en algún pensamiento. En cuanto note que ha ocurrido esto, simplemente vuelva su atención al cuerpo interior.

Eckhart Tolle

Vibra alto

frase

Vibra alto

Recuerda que cada vez que lloras, y escribes lo que sientes, o te desahogas con alguien, tu energía se purifica y elevas tu vibración.

Que cada vez que ríes, cantas y bailas disfrutando la vida, tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Que cada vez que haces lo que te gusta, y ejercitas y mueves tu cuerpo tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Que cada vez que pides y te pides perdón, perdonas y das gracias con el corazón, tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Y que cada vez que te respetas y te amas a ti mismo y a los demás de verdad, además de purificar tu energía y elevar tu vibración, también ayudas a nuestra hermosa tierra a vibrar en la frecuencia más alta que es la del AMOR!

Por eso, ya no lo demores más, ármate de valor, y ponte a trabajar en ti mismo!

Pues el trabajo más importante de tu vida eres tu!
Y si tu vibras alto, todos vibramos alto porque todos somos uno!
Tu puedes, atrévete y haz que suceda!

Despertar Espiritual

frase

Por qué te duele el cuerpo

corazon frase

Por qué te duele el cuerpo

Te duele el cuerpo porque aún no has aprendido a disfrutar.
Porque acumulas viejos odios y rabia.
Porque te niegas a desarrollar tu vitalidad y elasticidad corporal.
Porque lo castigas con adicciones e inmadurez emocional.
Porque rechazas el presente y permites que los recuerdos te definan.
Porque no cierras etapas y te vistes de víctima en el drama que creaste.
Porque amas la herida que no quieres sanar.
Porque has sucumbido a la apatía y te has dejado ganar.
Porque dudas merecer una vida sin traumas y alas para volar.
Porque has cedido tu voz y lo que sientes a tu mente /ego.
Porque no vives en paz.
Porque no te atreves a valorarte más.
Porque callas cuando debes gritar.
Porque culpas al amor de tu obsesión por dominar.
Porque exiges un respeto que no te atreves a darte a ti mismo/a.
Porque confundes una relación con un ring donde poderte desahogar.
Porque no te atreves a conectar con tu divinidad.
Porque te da miedo la libertad.
Porque no sabes que has nacido para triunfar.
Porque no inviertes en silencio ni haces las paces con tu soledad.
Porque no comprendes tu enfermedad.
Ahora es tiempo de sanar ?

Gracias , gracias , gracias ….

corazon frase